martes, enero 24, 2006

inventario de viaje a la costa del pacífico

Unos días con sus noches en Malpaís y Santa Teresa. Vi los pelícanos de Patricia Suárez y los cocos asesinos de Homero Pumarol. Vi pizotes, ballenas, iguanas, garzas y unos peces azules minúsculos y fosforescentes nadando en las pozas que se forman en las rocas cuando baja la marea. También las gaviotas que nos seguían en la terraza del ferry para que las alimentáramos con snacks ultraquímicos. Vi amigos, vi a los hijos de los amigos. Vi a los amigos y a los hijos de los amigos encender una fogata en la noche y así cumplir con ese ritual que nos acompaña desde no sabemos cuándo. Vi el mar cada noche antes de dormirme y lo vi también cada mañana al despertarme. Vi una cometa multicolor inmóvil contra el cielo limpio, vi que la cuerda invisible que la sostenía llegaba hasta mis manos. Vi caricacos de todos los tamaños rodeándome mientras meaba en la arena. Vi, en el fondo de la mochila, el lomo de la novela de Dos Passos que ni siquiera llegué a abrir. Vi los objetos que el mar deposita en la orilla: una piedra con forma de cassette, una rama con forma de linterna, una lata de birra con forma de lata de birra. Una tarde cerré los ojos y vi muchos viajes ya borrosos del pasado e imaginé paseos futuros en esta misma costa. Antes me parecía triste que la vida se pudiera reducir a listas breves, a enumeraciones. Ahora, no sé bien por qué, me tranquiliza.

--

8 comentarios:

blogworkorange dijo...

Viste el Aleph my friend.

tetrabrik dijo...

será?

Anónimo dijo...

iba a hacer el mismo comentario del aleph, oh! Borges el Homero de los pobres.

tetrabrik dijo...

:)

Ramón Paz dijo...

compañero futbolístico del lejano y cercanísimo open gallo: me dieron ganas de irme de vacaciones. es cierto que la vida se va reduciendo a listas. no me había dado cuenta. y es verdad que no necesariamente son tristes. un abrazo. qué buenos los cocos asesinos de pumarol.

tetrabrik dijo...

recuerdo el partido en el que el homenajeado jugó como un crack.

pumarol es terminator.

abrazo igual

x2 dijo...

el homero (pumarol) de los pobres?

Anónimo dijo...

Las formas, los tamaños, colores, olores, sabores... Recuerdos, algunos maravillosos otros no tanto... Algunos irreales, reinventados o rememorisados...pero al fin y al cabo, nuestros.

"...una lata de birra con forma de lata de birra..." me encantó!

La flaca