jueves, marzo 22, 2007

demasiada democracia más o menos

Javier Marías, el peso pesado de la narrativa española, patea un par de puertas.

--

9 comentarios:

Anónimo dijo...

"La poesía, en cambio, se distingue siempre, aunque sea tan a menudo nivelada y mala en nuestros días. "

para este tiempo es el narrador que no hacia falta.

Malasombra dijo...

ya falta poco para mirar un bloqueo en nuestras calles organizado por Tica Linda.

Horacio dijo...

Está muy bien lo que dice Javier Marías. Todas esas "protestas" son la forma posmoderna de defensa -totalmente disfuncional- que toma la gente para con los otros. Son como monólogos autistas en donde se les pide a los otros (se les exige) no dialogar, sino ceder ante el autismo.

Anónimo dijo...

que buena patada.

Anónimo dijo...

puta envidia escribir asi derechito derechito derechito


luis fer

otro anónimo dijo...

hay un error acá, lo que Marías denuncia, y con lo que estoy en total acuerdo, no tiene nada que ver con la democracia (demasiada democracia?? eso no existe), estamos hablando de anarquía ignorante, de un individualismo llevado al absurdo y al ridículo,de la confusión que genera no saber dónde tenemos los pies puestos...y eso a fin de cuentas es el trabajito pendiente para cada quien, si lo quiere asumir

Gian dijo...

Pensar que en estas pendejadas se les va por la cloaca el tiempo a tanta gente, incluyendo a los incautos que perdimos cinco minutos para leer esta bazofia...

clara dijo...

pensé que el peso pesado seguía siendo, más que la puerta (de Javier Marías),el Umbral

tetrabrik dijo...

paco es el rey, javier el peso pesado, je.