viernes, enero 25, 2008

notas sueltas

No hay necesidad de contar los detalles que nos llevaron a terminar ahí. En el subsuelo del Hipódromo Argentino está el infierno. Un casino de más de tres cuadras de extensión, un casino sin croupiers, sin putas. Pudo ser el único vicio que me faltaba adquirir, la ludopatía. Salí indemne. La atmósfera es como la de un búnker de piedreros, con la diferencia de que todos los que entran tienen la dentadura completa.

Se dice, no sé, que es capital Kirchner.

**

Actitud pop. March aggiorna a un dinosaurio. En sus palabras, "Kate Nash muy pegadiza, es decir pop. Soko, canta en inglés con acento francés y despecho" (es decir, añado, letal).

**

Lectura de la semana, Los animales de Cristian de Nápoli.

--

No hay comentarios.: