sábado, febrero 07, 2009

crónicas marxianas

copy/paste

Hasta el siglo XIX, la venta del opio era libre, pues estaba rodeada por un aura de sustancia benéfica que aliviaba dolores y sufrimientos.

Los adversarios del filósofo comunista alemán Karl Marx (1818-1883) recuerdan con frecuencia que era un 'enemigo de la religión' con base en una supuesta frase suya en la que afirmaba que la religión era 'el opio del pueblo'. En realidad, el fundador del comunismo quiso decir que la religión servía como alivio al sufrimiento de los pobres, como vemos en la cita completa:

«La religión es el suspiro del oprimido, el corazón de un mundo insensible, el alma de situaciones desalmadas. Es el opio del pueblo». (Karl Marx. Collected papers [1844]).

--

9 comentarios:

paula.p dijo...

WACHII
bueeena!

holaaaa luiz!
felizaño parasiempre p ti!

sOren dijo...

no sabía eso... que nota tan bella mae. saludos.

Alexánder Obando dijo...

Luis, como en la antigua Creta, la presente es un aviso oficial de rapto. Este textito será secuestrado para incluirse en la novela que actualmente escribo, (con todos los reconocimientos de autoría del caso).

Tenés diez minutos para oponerte.

Saludos.

tetrabrik dijo...

hola pau pey!

soren redux, salú

alex, en realidad lo único que hice fue copy/paste de una entrada de www.elcastellano.org pero citame si querés que siempre queda bien una cita falsa

Alexánder Obando dijo...

No solo de citas verdaderas vive el creador.

Saludos.

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Efectivamente, la idea era hacer que Marx pareciera un depravado "come-chiquitos" con base en un fragmento de psicología histórica básica. También de Marx es el dictum de que "la crítica de la religión es la premisa de toda crítica". Y a eso vamos, con la ayuda de Dios...

Phiblógsopho dijo...

Exactamente. A Marx se lo suele citar fuera de contexto. No sólo en esta cita...

spy vs spy dijo...

Signor, paso y saludo.

De regreso en la civilización (internet!), espero visitar más seguido.

big zoabra

tetrabrik dijo...

gustavo y phiblógsopho, es así

spy, salú