martes, agosto 04, 2009

pequeño

saltamontes.

--

6 comentarios:

Juan Murillo dijo...

Carradine fue siempre Caine, no importaba que papel le dieran o en que película o cual personaje, como si para él el asunto no se tratara de actuar. Talvez Caine nunca fue más que Carradine.

Ahora, que diferente sería el mundo si el papel se lo hubiesen dado al actor que tuvo la idea de la serie, pero los productores rechazaron como protagonista porque era demasiado "chino" para el papel: Bruce Lee.

agus dijo...

Yo en cambio recuerdo al Bill de Kill Bill. Lindo artículo, pude ver esa casa de la que hablás.

Alexánder Obando dijo...

Carradine es "Caine" para una generación atrás y "Bill" para los más jóvenes. Dos roles extraordinarios, nada más. El resto se lo tragó el alcohol.

Anónimo dijo...

Y es que esa serie se basada en la contemplación e introspección,
imaginate lo que nos hizo en el inconsciente a los niños de esa época... ¡entrañable!

Juan Murillo dijo...

contemplación, introspección, pero más importante: voladera de pichazos.

tetrabrik dijo...

el man igual nunca aprendió bien el arte marcial, ni kung fu ni ningún otro me parece. se veía un poco tieso, poca bisagra digamos. pero aquellos pasajes recitados de un tao básico en medio del mundo western quedaban bien injertados.