sábado, febrero 07, 2009

crónicas marxianas

copy/paste

Hasta el siglo XIX, la venta del opio era libre, pues estaba rodeada por un aura de sustancia benéfica que aliviaba dolores y sufrimientos.

Los adversarios del filósofo comunista alemán Karl Marx (1818-1883) recuerdan con frecuencia que era un 'enemigo de la religión' con base en una supuesta frase suya en la que afirmaba que la religión era 'el opio del pueblo'. En realidad, el fundador del comunismo quiso decir que la religión servía como alivio al sufrimiento de los pobres, como vemos en la cita completa:

«La religión es el suspiro del oprimido, el corazón de un mundo insensible, el alma de situaciones desalmadas. Es el opio del pueblo». (Karl Marx. Collected papers [1844]).

--

jueves, febrero 05, 2009

lee leonor

hoy lee
poeta, traductora, especialista en Literatura Antigua por la Universidad de Buenos Aires
lugar: Taller del Artista (250 oeste cementerio Tres Ríos)
hora: 7 pm

--