sábado, agosto 22, 2009

tres patines



Tres personas se me vienen a la cabeza cuando pienso en Tres Patines. La primera es Leopoldo Fernández, el actor. La segunda, mi abuelo materno, conocido como “el Don”. La tercera, Virgilio, un tío abuelo del lado paterno. Los tres están muertos. 1985, 1983, 2000. Esta debe de ser la manera más equivocada de comenzar un elogio sobre aquel José Candelario Tres Patines que, al llamado del Tremendo Juez, salía por una puerta de utilería con el saco mal abotonado, el sombrero torcido y el bigote de tres cuartos, precedido por el aullido premonitorio de ¡a la reja! (sigue)

--

lunes, agosto 17, 2009

jueves, agosto 13, 2009

nos rompen el culo

Con una defensa de equipo pequeño, porque el hecho de que Liberia sea campeón nacional sólo desnuda la pobreza de nuestro torneo, no se puede clasificar a nada. El equipo de anoche es el mismo que jugó hace unos meses en el Azteca. 16 goles en contra en dos semanas, ¡tenemos el culo ardiendo!

--

Como nos lo siguen rompiendo también con las sucesivas concesiones a Autopistas del Sol, los que no tienen paso para ambulancias ni bomberos, los grandes amigos del Partido Liberación Neoliberal, el partido tomado por Arias & Arias S.A., a su vez padres adoptivos de la futura presidenta del país. ¡El culo en llamas!

Esto pasa en Coyolar:

El 25 de junio de 2009, día que se inició el cobro del peaje, la vida cotidiana de todos los caseríos ubicados en los alrededores del peaje, se trastornó radicalmente, pues hay un tramo de 2 kilómetros, entre la intersección de la costanera y el cruce de Coyolar, tramo que es la arteria vital para casi todo: para llevar los niños a la escuela, para ir al Ebais, para ir a la Iglesia, para ir al centro comunal, para ir al centro de Orotina, etc. Precisamente a la mitad de este tramo es donde instalaron las casetas de peaje.
...
Extraoficialmente se intenta justificar la autorización del cambio de lugar de las casetas de peaje, diciendo que la concesionaria TAMBIEN se va a hacer cargo de darle mantenimiento a la carretera a Jacó. Esto significaría darle a esa empresa una concesión DE FACTO, no de derecho, sobre la costanera; pasándole por encima a todas las leyes pertinentes y en clarísima violación de nuestra constitución, pues esa carretera es LA UNICA vía entre Orotina, Jacó y Quepos.
...
Los caseríos de Viveros, Cerro bajo, Huacas, Santa Rita, Pozón, Lagunillas, en su mayoría es gente muy pobre, y no tienen porqué enriquecer los bolsillos de los políticos corruptos a costa de su propio bienestar. Por ejemplo, los taxistas decidieron que ellos van a trasladar el costo del peaje a los pasajeros, eso significa que si van a llevar a alguien desde el centro de Orotina hasta Cerro Bajo, ahora le van a cobrar los ₡3000 que normalmente cuesta la carrera, MAS ₡1000 de peaje (ida y vuelta). Como en esos barrios no hay servicio de bus luego de las 6pm, entonces, si usted es una muchacha que trabaja en un restaurante o un supermercado, u otros comercios en el centro de Orotina y sale de su trabajo digamos a las 8 p.m., o bien va al colegio nocturno, ahora debe agregar otros ₡25000 mensuales a sus gastos de transporte, o bien decirle al taxista que la deje antesde la caseta del peaje y caminar unos 800 metros a la orilla de la carretera, junto a los charrales, a riesgo de ser asaltada.

Aquí la denuncia completa sobre el peaje en Coyolar.

--

martes, agosto 11, 2009

americana



1. Joaquín Rodríguez del Paso tiene veintiséis años y se pasea por los pasillos amplios de un supermercado neoyorquino. Avanza un tanto desorientado entre góndolas desproporcionadas; tubos fluorescentes gigantes; filas simétricas de latas, cajas, frascos y botellas. El inventario de la abundancia. Con las manos en los bolsillos, a puro tacto, cuenta las monedas de su presupuesto de estudiante tercermundista en el Pratt Institute mientras clava la mirada en el anaquel de enlatados Green Giant. No se imagina en este momento que aquellas latas de arvejas, espárragos y maíz dulce, colocadas en orden de tamaño, serán, 20 años más tarde, materia prima para uno de sus trabajos pictóricos más incisivos: la serie Americana. (sigue)

--

viernes, agosto 07, 2009

guatever

De un viaje relámpago a Guatemala, queda para el olvido un evento literario inocuo. Queda, en cambio y para siempre, el alimento incandescente de una noche con Javier Payeras, Francisco Garamona, Laura Crespi y Leandro Asoli, el editor del recién nacido sello Mata-Mata.


Aquí un fragmento del libro que presentó esa noche el Gara, y allá un poema de Payeras.


UNA PROPOSICIÓN (fragmento)

Andando por la autopista lo que más llamaba la atención
eran los follajes creciendo ensimismados
al costado de la línea gris del pavimento,
en conjuntos de dos o tres, inclinados,
con penachos en donde la luz iba a fijarse,
quemando sus nervaduras,
las cortezas holladas por ardillas
o crestas de murciélagos
aferrados cabeza abajo.
Transmitían simpleza y algo resbaladizo como goma
en la ascensión del viento
que los quería en un presente afantasmado.
Las horas aserraban el gabinete de las sombras.
Vos pasabas por ahí siendo el paréntesis de alguna cosa,
en un conjunto que encapsulaba
muerte y nacimiento,
cerca de las plantaciones de tomates
con sus armazones ladeados,
que figuraban un trazado aprendido de memoria.
Las vacas daban vueltas con sus cueros manchados.
Unas tenían grandes aureolas negras
al costado de los ojos.
El amanecer empezaba en el corral
con unos mugidos graves
que herían el corazón del sol.
...

(y en el blog de Laura, algunas fotos de la noche de la presentación de Mata-Mata)

--

lunes, agosto 03, 2009

cata, de nuevo

Llegando de Guate, me encuentro con el mail de Cata, nuestro fichaje más caro en España. Me deriva a un artículo suyo publicado ayer domingo 2 de agosto, día del paseo en helicóptero de la piedrita de Cartago.

--