domingo, septiembre 27, 2009

la familia molecular

En la página de agradecimientos de un ensayo exquisito que acabo de empezar a leer, el autor reserva el final para las, se deduce por los nombres, mujeres que viven con él, les da las gracias porque “me han obsequiado el mejor regalo que una familia puede hacer a un escritor: me han dejado a solas para pensar, fumar y escribir”. (sigue)


(El querido amigo Pedro Mairal le dio casa a este texto en su blog.)

--

miércoles, septiembre 16, 2009

publicidad punto com



Al vuelo: comercial de una empresa telefónica en Israel: soldados aprovechan tiempo libre y sacan la número 5, habilidosos, arman ambiente y la pasan al otro lado del muro de separación (llamado por otros, muro de la vergüenza) y allá, del lado que no se ve, se suman a la mejenga. Unidos por el juego se olvidan de la guerra, las diferencias, el odio. Hasta ahí el comercial. // Días después unos palestinos, que lo vieron en tele, deciden probar la realidad. Sacan la número 5, hacen unas series, la pasan al otro lado y

--

jueves, septiembre 10, 2009

dos pupusas

Ayer a las 5 pm se cerró el chinamo laboral, con unos amigos nos sentamos, como si viviéramos de las rentas, como si los robots cobradores de los bancos no nos llamaran cada cuatro horas desde el inicio del mes, a ver primero Paraguay - Argentina y, de seguido, Costa Rica - El Salvador.

Error garrafal. Vimos primero fútbol en 45 rpm, para pasar después a un deporte que se le parecía un poco, pero que evidentemente se jugaba a 33 rpm. Eran también once tipos contra once, pero ralentizados, en el esplendor del amateurismo.

Ya se sabe, el resultado del segundo partido dice 1 para El Salvador , 0 para Costa Rica. Sin emabrgo, está claro que fue un 2 a 0.

--