lunes, enero 25, 2010

descanso dominical

Ayer domingo, a las 2 de la tarde se oyó el destape de la primera chapa, esa mini-detonación de la alegría. Una Pilsen helada, una parrilla encendida, unos choris efervescentes, la luz de la tarde colándose entre las ramas del árbol de cas.

Todavía domingo, pero a las 9 pm, ya herido por la bala lenta del alcohol, me senté a ver el debate de candidatos. Antes de caer dominado por el sueño vi un exceso de cortesía (mire con todo respeto pero, muchas gracias pero), muy en la línea tan tica de el-que-se-enoja-pierde.

También vi que Laura no puede defenderse entre esos dos. Y creo que ayer entendí con mayor claridad por qué: Ottón y Otto tienen un andamiaje ideológico que los sostiene. Cada uno tiene su cantera filosófica de la que extraen la materia prima de sus propuestas. Un filón dialéctico del que provienen sus visiones de mundo -respectivas y antagónicas-. Tienen, Otto Guevara y Ottón Solís, digámoslo así, "una literatura" que los sustenta. Laura no. Laura Chinchilla tiene una carrera política. Tiene un restaurante de comida fusión. Un poco de esto, un poco de esto otro, lo que esté de moda. No tiene pilares ideológicos. No tiene precisión intelectual.

Eso pensé antes de caer dormido. Antes de roncar.

--

12 comentarios:

Gaby dijo...

en efecto, Laura no tiene precisión intelectual...lo que parece que sí tiene es precisión electoral...pero ya veremos el resultado en el domingo de la "fiesta democrática"...y bueno, sea como sea, creo que en la papeleta presidencial, cualquiera que sea la casilla donde se pinte con la crayola, estamos entre "el menos malo" y el "más piorr"...mi único estímulo esperanzador es la papeleta diputadil...ahí tenemos a Eva y a Chema...y pare de contar...

Silvia Piranesi dijo...

qué literatura sustenta decir que eliminará el salario mínimo, y después decir que ya no?
digo... esa posición ideológica estará clara para algunos (puesto que sabemos q es un oportunista), pero a otros seguro se les confunde el agua con ese cambio de "opinión" tan radical.

Sören Redux dijo...

Es correcto, bien o mal cada uno tiene una idea de cómo deben ser las cosas. Hasta Pacheco tuvo momentos de lucidez así, por algo fletó al menos malo... en cambio cuidado y es el judío el que se fleta a la marioneta...

DAVID CRUZ dijo...

que bueno realmente con o sin alcohol tienes toda la razón laura debatio a nada

Alexánder Obando dijo...

En términos un tanto débiles, Otón ganó el debate. No es un candidato óptimo, pero en tierra de ciegos...

Laura mostró ausencia de solidez intelectual y Otto develó su gran don de oportunista político.

De verdad que esta es una campaña de que gane "el menos malo". Eso es síntoma de desgaste severo en una democracia.

Sentenciero dijo...

Otto mostró su gran peinado. Ottón su gran ego. Laura su grandísima ineptitud.

tetrabrik dijo...

silvia, otto es neoliberal aunque ahora coquetee con sindicatos. eso es un espejismo que se desvanecerá si queda, y se nota, es raro que no lo veás. yo no estoy, en este caso particular, opinando sobre quién me gusta. digo lo que vi. y sí, hay dos candidatos sustentados por ideologías, por "literatura" política, por horas de vuelo ideológicas. y una candidata de comida fusión, por no decir de cartón.

no sé quién dijo...

Quiubo. Es una ironía triste ver que el único partido en CR que puede rajar de logros concretos, y de contar (alguna vez) con una base ideológica respetable, sea el partido de Laura Chinchilla. Prueba de que "estar ahí" no es suficiente para "ser eso".

Ningún candidato de memoria reciente (ni siquiera Abel, puta es que ni Junior) prometía de antemano una presidencia mediocre como Laura. 100% satisfaction guarantee.

Dame chance que tengo que escribirte un comentario al post de Rodrigo Carazo. Chingo de contrapunto.

luis fer dijo...

Parece que la derecha se está ahogando en sus propias babas. A menos que Laura le de la adhesión a Otto o viceversa, ninguno de los dos superará el 30%. Y en la acera del frente, pues ganancia de pescadores

Fabio Zoroa dijo...

El año pasado O. Arias salió en medio de gran galantería mediática (o sea, frente a las cámaras de Intrusos de la Tarántula y La Nazi – going on) decretando una segunda muerte de todas las ideologías (lógicamente, haciendo intertexto con Fukuyama), abjurando de las izquierdas (o sea, Hugo Chávez, Evo Morales, el camarada Fidelillo, o en otras palabras, todos los gobiernos de América Latina con excepción de Panamá, Colombia y Perú), haciendo uso de la más afilada lengua reaccionaria, afirmando que “él no adhiere ninguna ideología, sino que es un pragmático” (a lo que Helio Gallardo respondía, con grandes risotadas, arrojándole una verdad de Perogrullo en la cara: el pragmatismo es también una ideología). Después se deshizo, como es costumbre en hombres de su clase y talante, cruce de dandy azucarero con facho marca diablo, en una serie de insultos desfasados de la realidad que solo podían provenir de su “pragmatismo” (suerte de estupidez ataviada con una delgada capa de sentido común, como quien dice, un caldo’e pollo). Laura no ocupa de ninguna ideología mas que del fascismo que ha heredado de O. Arias y que este ha rebautizado “pragmatismo”, o dicho en cristiano: garrote para los enemigos. Para que vean que no es trama lo que escribo, aquí les dejo la mención del citado “decreto”:
http://www.nacion.com/ln_ee/2009/septiembre/15/pais2091876.html Arias critica defensa de ideologías “prescritas”…

Saludos, y que no gane ni el peor!!!!!

tetrabrik dijo...

gracias, fabio, por recordarme el guiño del gran helio gallardo: filósofo, catedrático y el mejor poeta del país.

Fabio Zoroa dijo...

Con gusto Luis!
Slds,