domingo, enero 10, 2010

rey de corazones

A los 64 años, Sandro se sometió a un complicadísimo doble trasplante. El más grande cantante romántico de habla hispana estaba ganando la que él mismo denominó “la madre de todas las batallas”. Desde su doble condición de fan y vecino, Daniel Riera (amigo, escritor, periodista y ventrílocuo), escribió esto antes de su muerte.

--

No hay comentarios.: