sábado, febrero 20, 2010

psique

Dos amigas me cuentan que aparecí en sus sueños. Más bien en sus pesadillas. Hay murciélagos diminutos en una habitación a oscuras, hay mal humor en reuniones familiares, hay declaración de intenciones cruel, hay risa tóxica al otro lado de la pared. Estoy cruzadísimo en una, glacial en otra. Pero no soy yo, es mi representación, mi cifra en las pesadillas de dos personas.

Una de ellas serás vos.

--

2 comentarios:

agus dijo...

:)

Anónimo dijo...

A mi en los sueños ajenos me toca hacer de galán o de hijueputa que a menudo es lo mismo.