viernes, marzo 12, 2010

cóctel cadáver

Goma, taquicardia, sensación de desempleo y 35 grados en la sombra. Se viene un fin de semana para meditar.

--

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Al rato ni me acordaba que también había explosiones

FRANK RUFFINO dijo...

Es bonito meditar en unas buenas tetas que la Santa Madre Natura puso como un racimo a punto de explotar, también, naturalmente. Todo naturalmente.

Cómo declino hincarle el diente a unas tetas de silicona! Imagino que, como la foto explosiva de la izquierda, me van a reventar en mis propias narices y hasta bizco quedar.

Sin embargo, sabemos de las delicadezas de las nenas con estos cuerpos extraños habitando sus latidos. Pobres ellas, pobres ellas: no saben que aunque fueran pequeñas, diminutas, inexistentes, los que amamos las cosas como son apreciamos tetas de todos los tamaños.

Abrazos a todos los locos de este mundo y pasen un buen fin de semana berreándole a la luna.

no sé quién dijo...

luis, ponele una bomba a este mae a ver

Anónimo dijo...

Drunken troll alert!

Chinchilla dijo...

La foto de la explosion, se convirtio de repente en el boton de next y mas nada...

FRANK RUFFINO dijo...

"No sé quien": al hombre le gusta lo natural, a los gilipollas como tú, seguro le cuadran las cosas sintéticas. Te voy a mandar a la "tigresa" como regalo de cumpleaños. Pero de todos modos no podrás morderla, pues podrían sufrir los dos daños colaterales.