sábado, julio 10, 2010

apuntes 20 - el mundial

-Alemania 3 - Uruguay 2. Me siento a escribir esto mientras todavía cimbra el horizontal del arco alemán. Diego Forlán cerró el partido con un un misil de tiro libre directo al travesaño que los tendría jugando el alargue en este momento. Pero el tubo salvó a los teutones, los que redujeron a Inglaterra y Argentina a cenizas, los favoritos hace una semana a llevarse la Copa. Un equipo plagado de cracks, aguerrido y fino a la vez. A ese equipo temido, Uruguay no solo puso a raya sino que lo tuvo debajo del marcador. La Celeste, que llegó a Sudáfrica con las uñas, después de un repechaje con un equipo muy menor como Costa Rica. Uruguay sacó la cara por Latinoamérica y jugó hoy como tuvo que haberle jugado a los holandeses. Pero, como dicen todos, son cosas del fútbol.

-Forlán, por lo menos para este blog, es el jugador del Mundial. Cinco goles de verdad, no gol de línea de marco (especialidad de jugadores como Higuaín). No, lo de Forlán son golazos. Pepinazos. Diego Pepino Forlán, tetabrik te da el Balón del Aficionado, más importante que esas boberías que da una de las organizaciones más despreciables del planeta: la oficina de Sepp Blatter.

-Alemania salió a comerse un bizcocho. Confundiendo, quizás por ubicación geográfica, a Uruguay con Argentina, o más bien confundiendo a Tabárez con Maradona. En un partido que transcurría sin mayores situaciones de gol, la causalidad (no casualidad) germana tuvo su primer momento en ese remate de 30 metros de Schweinsteiger rebotado por Muslera y seguido por el chamaco Mueller que, madrugando a toda la línea de retaguardia uruguaya, se apareció frente al portero para colocarla al palo izquierdo con estilo, gracia y autoridad. Era el 18".

-Pero, señores, el rival era Uruguay. Un equipo de pitbulls. Al 24" ya tenían rodeado a Schweinsteiger, como hicieron los españoles, y estaban manejando los engranajes del mediocampo. Pérez, un bulldozer, le roba con cojones, en el suelo, una pelota al cerebro alemán, Schweinsteiger, en mediacancha, la entrega a Suárez y este a Edilson Cavani (¿gran nombre o qué?) que en dos tiempos perfora el marco de Butt. Papillos, es la Celeste empatándole a Alemania, la puta que te parió.

-Al 30" todavía Uruguay es el dueño del centro del campo, la aduana del fúbtol, y todos nos preguntábamos por qué no fue así contra los holandeses, qué lindo que mañana jugara la Celeste. Pensamos eso y se descose el cielo con lluvia torrencial y viento como el saco de Gardel, cruzado. Suárez perdona al 41", al 45" Forlán casi mete el gol olímpico que merecía.

-Hoy vimos cuánta falta hizo Lugano contra Holanda.

-Desde Argentina 78 no se jugaba un Mundial en invierno. La lluvia inclinada le dio un toque homérico a ese centro de Arévalo que recibe Forlán al 51" para pegarle de seguido con derecha e inflar la red alemana. Pepinazo. Uruguay vencía a la Alemania que le encajó cuatro a los argentinos y cuatro a los ingleses.

-Y luego, la vocecita latinomericana con un rival al que no se le puede dar la menor oportunidad. Al 55", después de varias jugadas peligrosas, la balanza fue justa con los germanos y, ayudados por una salida a cazar mariposas de Muslera, Jansen igualaba. Y peor que eso, Alemania siguió atacando. Al 82" empató el alemán de ascendencia tunecina, Khedira, con jabulani de corner del otro chamaco, Oezil.

-Lo que nos devuelve al inicio de esta entrada, un tiro libre directo sobre el final del partido, Forlán impulsándose y conectándola con combustible de transbordador. Travesaño todavía cimbrando. Alemania tercero. Uruguay, selección de la que se esperaba poco o nada, el cuarto mejor equipo del mundo.

--

6 comentarios:

Diego dijo...

A mí quién me tiene hablando mierda de este partido "que no le importa a nadie". Hoy me importó tanto como el de semifinales. Lo que es peor, la derrota también la sufrí por igual.

Pensé, como Luis, en ese gol olímpico que merecía Forlán, a quien precisamente esperaba encontrar como ganador del Balón del Aficionado por acá. En la encuesta de fifa iba por 75%, Villa no llegaba a 8%. ¿Dónde están los corazones? Definitivamente no con una refri seca y plana como Higuaín. Tampoco con un Klose que no pudo jugar hoy, para tristeza suya solamente. Ni los alemanes son capaces de añorar para él el puesto de Ronaldo como goleador histórico de los mundiales.

La gente quiere al Cachabacha dorado. No entró el tiro de esquina pero sí un golazo inolvidable no solo por cómo la pegó sino por la jugada previa. Entonces el horizontal, que le niega la Bota de Oro, premio que de otra forma no habrían podido quitarle.

Sneider y Villa tienen 45 minutos mañana para justificar el trofeo.

paula piedra dijo...

No solo gran nombre, Yo lo invitaría a salir a Edilson, bueno a Forlán también...no solo estoy viendo fútbol...

latitudesblandas dijo...

Grande Luis,

Este me sacó las lágrimas...

tetrabrik dijo...

son las 8 pm en guanacaste, ese travesaño todavía cimbra allá en sudáfrica. su majestad, diego forlán.

Mich dijo...

A Uruguay yo le aplaudo de pie. Así se juega al fut, con corazón. Y para mí, Forlán es el mejor. Nadie vistió tan a gusto la 10 como él.

Saludos Luis!!

tetas falsas dijo...

Hermoso resumen