lunes, noviembre 15, 2010

vitoco, allá en santiago




López constantemente desplaza el foco, propone y propone. Su poesía no deja de hilvanar la idea del abandono, del vacío como lugar para llenar con más vacío. La obra de López creo, encuentra su fuerza en su capacidad de desplazamiento, de trabajar con objetos y cierta materialidad ...que derrama en sueños o alucinaciones. Todo esto, más una evidente frescura (vitalidad) hacen de este libro un referente de efecto notorio entre las más nuevas poesías que se están escribiendo hoy en Chile. -David Bustos


La poesia de Victor López es porosa y leve como el aire traspasado por una lluvia fina, con puntos agudos de dolor clavados como alfileres de la memoria y sapos que explotan en el silencio, donde queda afiligranada la pregunta de un día ni pasado ni futuro, desgarrado como una bandera presente. Guía para perderse de Victor López libro fundamental de unos de los mejores representantes de la poesía latinoamericana de los últimos años. -Roberto Echavarren


Hace poco pasé unos días en Santiago de Gilet y me quedé charlando con Vitoco López, sobre la vida de su padre. Recuerdo que esa charla me quedó grabada no sólo por lo que él me decía, sino por la forma en que hablaba, por la respiración del surfista que está asimilada en sus relatos. Cada vez que leo un libro suyo -como cuando irrumpió en Buenos Aires con una lectura magistral- siento que estamos ante un poeta cabal, de esos que son necesarios para que la lengua perdure y se mantenga viva. -Fabián Casas


Vitoco escribe un libro circular. Pero circular no en forma sino en tiempo. Como esos discos que suenan mientras entramos al umbral del sueño y nos acompañan hasta el otro lado. Y luego no sabemos si ese sonido viene de adentro o de afuera. Este libro ¿de dónde viene? ¿de qué lado está? -Luis Chaves


Lo importante son las palabras, la respiración, la forma en la que la saliva circula los labios antes de dar a luz el siguiente verso. Inteligencia, sensualidad y brillantez en el trabajo plástico de la imagen son poco para definir una de las obras más impactantes y poderosas de la nueva poesia latinoamericana que me ha tocado leer. -Tim Griffin


--

No hay comentarios.: