sábado, diciembre 04, 2010

chaves, montero, molina, en ese orden, año 2000


Una mañana de semana, en una soda por la U. Molina con ropa mía porque lo habían echado de la casa. María, guapa. Diez años atrás. (foto de Patricia Ugalde)

Un poema ad hoc de la señora Montero.

Allegro ma non troppo

Esto que llamamos amistad empeorará con el tiempo.
Perderemos toda perspectiva ante el horror o la fealdad, nos tomaremos de las manos ya sin vernos, creeremos que todo es genial entre nosotros. No habrá posibilidad de insulto ni revancha, eternamente risueños, desproporcionados.
La vieja amistad nos obligará a vivir la vida sin arrebatar, sin reclamar, sin criticar ni la primera ni la última migaja. Doblegará nuestro carácter, será lo peor después de estar vivos, modelará nuestras manos para recibir otras, traerá mansedumbre, docilidad, aceptación. Nos hará esperar de la vida, cosas.
Amigos, de permanecer junto a nuestros enemigos, habríamos vencido.

--

8 comentarios:

roberto echeverría dijo...

le prestaste la camisa fea. sos un mal amigo.

tetas falsas dijo...

y muy tarde para cambiar de amigos...lo intentamos. lo intentamos...pero como dice wichy: china tiene sus murallas infranqueables

e. dijo...

qué trío. mejor así.

Pablo Chuken dijo...

Que ganas de conocer a María.

mr. bob dijo...

10 años no pasan en vano. En especial para la señora Montero.

maublandino dijo...

una vez mi madre me dijo: por qué dejó de ver a aquellos amigos suyos tan buena gente...?

tetas falsas dijo...

Blandino, jajaja

tetrabrik dijo...

blandino, en realidad fueron ellos los que dejaron de frecuentarte