martes, junio 29, 2010

apuntes 14 - el mundial

-Tengo un amigo que llegó de Japón hace dos semanas, pasó cuatro meses con una beca de no sé qué. Entre otras cosas me contaba, indignado, que allá no se comentaba nada sobre el Mundial. Ni en los diarios, ni en la tele, ni en los bares donde mi amigo quedó damnificado por el sake.

-Cuando Cardozo anotó el penalti que le dio la victoria a Paraguay, el Tata Martino, el entrenador, rompió a llorar a lágrima suelta, no como un niño, a llorar como un adulto, un adulto al frente del equipo de un país que sabe lo que cuestan las cosas, las que tiene y las que no tiene. En Paraguay, al contrario del Japón, no me imagino que se hable de otra cosa que no sea el Mundial. En la paradas de los buses, en las esquinas de los barrios, en las sobremesas después de la cena, en los bares sin duda, en los monólogos internos.

-El partido fue cerrado, tirando a lento y, si no fuera por los útimos 15 minutos del tiempo reglamentario y por la ruleta marcial de los penales, sin emociones. Pero este partido merecían ganarlo los paraguayos. Porque para ellos significa más. Porque con ellos hoy jugaron millones de paraguayos. Y para nosotros esa razón es más que suficiente.

**
-España 1 - Portugal 0. España despertó, hay que decirlo. Tres partidos de un fútbol gris, cuando no invisible, clasificando por los pelos en el grupo más fácil del sorteo. España, que llegó al Mundial envuelta en el humo enrarecido de la prensa, sobre todo la suya, se había ido de bruces contra Suiza, le ganó al segundo peor equipo de la Copa (Honduras) y derrotó sin convencer a Chile, una selección que le tuvo miedo al triunfo. Y hoy, en su cuarto partido, en la etapa donde no se puede especular, despertó. Pero lo hizo cuando menos lo esperaba y con el jugador menos fotografiado por la prensa ibérica. Un tipo del que si se hablaba era para cuestionar su presencia en la selección de los niños maravilla. Lo vimos en la tele, lo decían Pilo y Hernán, lo dicen ahora los diarios en la web. Era una España sin Llorente. Otra con él. Sustituto de un Torres casi tan frustrado como Cristiano Ronaldo, Llorente entró con la pichinga de gasolina de avión. Era el segundo tiempo, entró inyectado y contagió a los demás. En el otro lado, Portugal que debió haber aprovechado la confusión en el mediocampo y las llegadas tardías en las puntas de España, jugó a eso que juegan los equipos sin ambición, a esperar el error del rival. Y ese es el camino más corto para regresar a la casa.

-Hubo jugadas de gol en ambos marcos, ya no recuerdo bien. Tampoco muchas. Cristiano Ronaldo tiró con ballesta casi desde la frontera, España llegaba con menos claridad que las pocas oportunidades de los portugueses. Pero bueno, ya dijimos que entró Llorente, un jugador con el espíritu que no había tenido España hasta hoy, y le supo poner un balón a Villa que los mete como quien recita la tabla del 10 y que suma cuatro goles de verdad (no como los de Higuaín). Portugal, selección de fantasmas, encontró lo que fue a buscar.

-CR7 se despide del Mundial con un gol de cuello.

--

lunes, junio 28, 2010

apuntes 13 - el mundial

-Dando por descontado que dentro de poco Brasil va a noquear a Chile, si Holanda pretende pasar a semifinales, va a tener que jugar con otra estrategia, otra mentalidad o, directamente, con otro equipo. Hasta ahora, y ya lo hemos dicho, la impresión que deja Holanda, con esos flashazos de genialidad y/o eficacia, es que no se ha empleado a fondo o que no tiene más para ofrecer.

-Weiss, el entrenador eslovaco, sabía que una cosa era Holanda sin Robben y otra con él. Robben no quiso defraudarlo y al 18", recibiendo sobre la derecha una bola desde lo profundo de la saga neerlandesa y, con ese quiebre que ya debería estar patentado a su nombre, recortó hacia adentro y un disparo que tuvo en precisión lo que le faltó en potencia fue el primero de los naranjas. El partido se fue cerrando, perdiendo brillo mientras Eslovaquia ganaba más balones en la media cancha, armaba un poco para luego quedar con la mente en blanco cerca del área, cuando no era Kucka rematando casi desde el cícrculo central. Vittek caminó con escolta, y Skartel anduvo desconcentrado reclamándole fallos al referí español Undiano Mallenco. Una de las pocas veces que Vittek, el goleador, quedó libre, fue un mano a mano con el portero holandés Stekelnburg, se gritaba gol en el estadio de Durban y frente en todos los televisores de Eslovaquia cuando la estrelló contra un mano del arquero. De no creer. Y a esperar el final de esa ecuación: vos fallás, yo anoto. Justamente estba Skartel discutiéndole al árbitro cuando se avivaron los holandesdes, filtraron una bola hasta el área, el portero Mucha eligió un mal día para cometer el único error de un Mundial que lo deja muy bien evaluado. Un salida pésima que le gana Kuyt de cabeza y le sirve a Sneijder para el segundo de Holanda y su segundo personal de la Copa. En l 97", con muchos minutos de reposición, cayó un penal para los eslovacos, una suerte de justicia para reponerle a Vittek el gol que falló y que tal vez hubiera llevado el partido hacia otra parte.

**
-Brasil3 - Chile 0. Efectivamente, el planeta siguió su trayectoria elíptica y el borrador brasileño desdibujó a una selección de Chile que sabía muy bien que pasado mañana estarían cenando los deliciosos platos de la cocina chilena. Eso lo sabían desde los últimos 15 minutos del partido contra España, cuando decidieron tirar la toalla y entregarse en bandeja de cobre al scratch de oro.

-Con Brasil, lo de costumbre. Siempre jugando con este soundtrack. Cero ansiedad, sacándose jugadores de la manga. ¿Quién es Juan? ¿De dónde salió? Juan. ¿¿¿??? Si no es él, es Carlos o Zé o Neto o Titiño o lo que sea. Se mueven diferente, celebran diferente: con alegría, no con bronca. No hay con qué darle a eso. Una desgracia.

-Todos cuidaban a Kaká, a Luis Fabiano, a Robinho, a Maicon, incluso a Lucio. Pero no. Un tipo llamado Juan entra y la rompe con la cabeza. Pepino. Chile, como con España, había entrado con toque veloz y anticipado, luego se había equilibrado el partido pero con un cerrojo en ambas líneas defensivas. Y entonces al 34", cuando la canarinha ya festejaba, los asistentes de Bielsa se fueron a revolcar las gavetas para buscar a un tal Juan en las fichas de los jugadores de Brasil.

-¿Qué más hay para decir? Cuatro minutos después, Luis Fabiano, con pase-gol de Kaká, sellaba los 23 pasaportes chilenos. Y Robinho al 58" anotaba un gol de pensando ya en otro portero ___ (¿lo decimos?).

-Seguimos mañana.

--

domingo, junio 27, 2010

apuntes 12 - el mundial

-Por un descuido atribuible a las Pilsen, dejé por fuera este comentario primordial en los apuntes de la jornada de ayer: Ghana salió a la cancha enfundada en los colores del campeón.

--

-Alemania 4 - Inglaterra 1. En octavos todos los partidos son una final. Esta máxima se ha cumplido hasta ahora. Todavía estamos con los pelos de punta después de ver a Alemania convertida en una máquina infernal, implacable. Con una bola que Neuer pasó de lado a lado y picó apenas tres veces, Klose se metió a la fuerza por delante de la defensa inglesa y daba la primera señal de las intenciones germanas. A los 31" Alemania dominaba y estaba arriba por dos. Fue entonces cuando Iglaterra reaccionó, abriendo por los lados y buscando el típico centro inglés.. Gol de Upson al 36" y par de minutos después, Lampard, indiscutiblemente el mejor francotirador del Mundial, hizo un gol que vio el planeta entero menos dos personas: el central y el línea uruguayos. Recuerden esos nombres, Mauricio Espinosa y Jorge Larrionda. El gol que pudo haber cambiado la historia de un partido que empezaba a nivelar la potencia de ambos lados. Pero en el fútbol no caben la suposiciones, caben los goles. Inglaterra entró en el segundo tiempo a igualar. Rooney, hoy sí, fue un motor y un referente del equipo de la rosa. A los seis minutos de iniciado el segundo periodo, Lampard, desde 30/35 metros, pegó un misil en el tubo, 9.9 en escala Richter. Al 16" Rooney filtró al área pequeña una bola-gol a Milner que la estrelló en las nalgas de Boateng (el hermano del ghanés). Y ya se sabe, si no las hacés vos, las hago yo. Al 21" Muller y al 24" también. En contragolpes tóxicos los germanos, con una limpieza de hitmen, le pusieron nombre a los cuartos. El resto de los equipos vivos piensan una sola cosa en silencio. No la vamos a decir.

-Argentina - México. Vamos primero con balazos: los árbitros, ya se dijo, punto negro del Mundial / Romero, un portero para otra selección (menor) / Tévez, uno con el árbitro, otro con bazuca / Pastore, Verón y Gutiérrez, los cambios de un entrenador que no quiere pensar en los panzers alemanes /

-En tetrabrik vamos a muerte con Argentina. Al pie del cañón. Por eso mismo nos preguntamos, cada final de partido, ¿por qué se sufre siempre? ¿Por qué nunca una triunfo sin goteras? Era inevitble empezar el juego de hoy pensando en la destrucción causada por los alemanes. En cómo tendría que pararse la Argentina el próximo sábado. Pero antes del minuto 20, con un equipo mexicano que controlaba el balón, que había dejado a Romero clavado en el césped (con el horizontal estremecido primero -Salcido- y con el vertical despintado después -Guardado-), fue claro que primero había que pensar en México. Cuando mejor se movían los aztecas, Rossetti validó un gol que no debió serlo y que, por error, pasaron en cámara lenta en las pantallas del Soccer City. Como Chile cuando se pone cuesta arriba el partido, la desconcentración grupal gravitó sobre el error individual de Osorio (de la talla y consecuencis del de Green), un regalo al delantero que nunca vamos a querer, Higuaín, que recibió el presente y lo abrió en la cara del conejo Sánchez. 2 a 0.

-Entonces nos echamos para atrás en el sofá, cerveza en mano, después de gritar el gol con el vecindario (ya se sabe, todo el país contra México), esperábamos más goles, esa palanca de la confianza, una contundencia alemana a la gaucha. Pero no. Messi errático, otra vez sin buen humor, desapareciendo por ratos. El plomazo de Higauín sonriendo cuando nadie hacía chistes. Por suerte, cuando se apaga Messi, aparece Tévez y con bazucazo desde fuera del área abombó la red y estalló la jabulani. Era el minuto 6 del segundo tiempo. Poco más propuso Argentina que más bien hizo cambios defensivos. México tampoco se volcó sobre el área argentina, apenas le tocó al nuevo crack del fútbol mexicano, el Chicharito Hernández, que anotó dos golazos en cuatro partidos. A Messi se le volvió a negar el gol al final de los 90". Al toque, cuando pitaba Rossetti, otro árbitro para olvidar, volvíamos a pensar en Alemania. Lo que pensamos no lo vamos a decir.

--

sábado, junio 26, 2010

apuntes 11 - el mundial

-Empezaron los octavos. Anoche dormía profundo, sin soñar. Esas noches de entrenamiento para la muerte. De pronto, no con violencia pero sí con intempestividad, desperté. Del silencio total me sacó la detonación de la electricidad. La típica noche que, mientras duermen todas las formas vivas de la casa, se va "la luz" y nos enteramos hasta que regresa, de súbito, como una explosión, como el soplo de vida que despierta los electrodomésticos. Arranca la refri, el reloj despertador, el teléfono inalámbrico, la puta impresora. Desperté angustiado y, dos dedos en la yugular, comprobé que estaba vivo, que todavía no era mi hora. Acto seguido, ya metafísico, pensé ¿qué hace uno en todo ese tiempo entre cada Mundial?

-Uruguay 2- Corea del Sur 1. Al 7", después de un balón que se trajo Forlán desde mediocampo, como un tipo que sabe que la lleva cosida a los pies, que la cede a Cavani que a su vez se la extiende hasta la línea de banda derecha donde otro no la hubiera buscado, pero es Forlán, señores, el bulldozer uruguayo, que la recupera, la pasa frente al portero surcoreano hasta Suárez, el perro del gol, el pitbull implacable, y son las 8 de la mañana siete minutos y en San José sale el sol. Pero entonces viene el catennacio uruguayo y uno se pregunta por qué, qué necesidad. Un despropósito que le cede el balón a los surcoreanos que no son para nada de piedra, que por algo están allí, que tocan fino, que tienen a un diez habilidoso y vidente, Chu-Young Park, que pueden empatar. Y empatan. Esos surcoreanos que corren más rápido que la jabulani, que están dominando el partido, logran hacer una fisura en la defensa imbatible del Mundial y llevan a iguales el marcador en el 67". Entonces la Celeste, que necesitó un gol en contra para despertar, despierta. Y después de varios intentos, Suárez, que se había pasado de individualista, agarra un balón en el áera, con pie izquierdo, cruza hacia la derecha dejando a dos sagueros coreanos en el movieimto de cintura y no tira matar, la empalma con estilo, con premeditación, la-quiero-en-el-palo-izquierodo, y así fue, Gol. Golazo. Debajo de una lluvia que le sumó carácter onírico. El perro del gol celebra bañado por las gotas de los sueños. Antes del final, Corea tuvo su oportunidad de volver e empatar en la zurda de Lee Dong Gook que la dejó en los piernas de Bravo, el portero uruguayo. Soñará hasta su muerte con lo que hubiera pasado de haberla pegado bien. Pasa Uruguay, la República Oriental del Uruguay. Un sábado de sol futbolístico.

--Ghana 2 - EE.UU. 1. Dos guerreros. Sin duda. El fúbtol es uno de lo pocos puntos débiles de los gringos. Confieso que antes de iniciarse el partido me inclinaba por ese equipo de huevos de acero que se empleó a fondo en su grupo complicado de primera ronda. Pero luego, poco a poco, sobretodo viendo a los hinchas en las graderías, recordé qué lado era el mío. Aquellos grones coloridos, bailarines, herederos sonrientes de la miseria, la injusticia y la humillación, frente a la hinchada de gringos del spring break. Nada que hacer. Gringos go fucking home.

-Ghana, que quiere decir "el jefe de la guerra", que es campeón sub-20 (venciendo a Brasil), sacó la cara por África. Se puso al frente con un gol tempranero (de la locomotora Boateng) en una jugada de potencia, oportunidad (el portero Howard mal parado) y puntería. Y provocaron a los yanquis, que si algo tienen es poder de reacción. Ghana se hizo pequeña ante el asedio norteamericano siempre en grupo, siempre armado. La selección de soccer de EE.UU. que en un Mundial está a años luz del fútbol centroamericano de Concafcaf. Hasta que lograron el penal sobre Dempsey. Donovan, con diagonal de ingeniero, Donovan el topógrafo, anotó con línea de fuga un balón pegado al palo izquierdo de Gibson. Y a empezar todo nuevo. Ghana 1, EE.UU. 1. Los yanquis insistieron por el rompimiento desde el centro, los ghaneses por el escape de las puntas. Pero pitó el árbitro húngaro.

-Se fueron a los primeros tiempos extra de Sudáfrica. Es más fácil decirlo que vivirlo claro pero, a este punto, quien quedara afuera no tenía nada de qué avergonzarse. La nubes de la esencia del fútbol se habían instalado sobre el estadio de Rustenburgo. Y tenía que ganar uno solo. Asamoah Gyan, el artillero africano, peleando una bola en medio sprint, hombro a hombro con el último hombre de la saga norteamericana, recuperando el equilibrio cuando parecía que iba para el suelo, conecta en seco un balón como quien le da llama a un fuego artificial. Golazo. Ghana 2. EE.UU. 1. Era el minuto 2 del segundo tiempo de reposición. Ghana no se replegó, buscó el tercero. EE.UU. no se arrugó y persiguió el empate. Pero uno solo podía seguir. EE.UU. murió con las botas puestas. África sigue viva en once ghaneses.

--

viernes, junio 25, 2010

apuntes 10 - el mundial

-Me gusta el boxeo. Mucho. No voy a explicarlo ahora. En boxeo no se gana entrando al ring a buscar arrancarle la cabeza al contrincante. No se trata de "el más fuerte". Por eso no gana casi nunca el de físico de gimnasio. Tiene que ver con potencia, obviamente, pero también con técnica, estrategia, reflejos, saber leer al rival. Ahora, una pelea que llega al 10 asalto y de la que ambos boxeadores salen intactos, sonrientes, donde nadie le sarandeó la cabeza a nadie, si bien haya sido el match de los dos genios de la técnica, los dos intelectuales del ring, es un bodrio. No me importa que los connoisseurs pongan los ojos en blanco, yo del box pido técnica, sí, pero guantazos asesinos también.

-Aclarado lo anterior, nadie diga que estuvo bien el empate a cero de Portugal y Brasil. Un periodista deportivo local decretaba un "no se hicieron daño". Será daño futbolístico, porque para mí se hicieron daño moral. Al Mundial se llega a ganar, no es la fecha de domingo del campeonato local. Daño físico también se hicieron, sobre todo en el primer tiempo en que por la cantidad, calidad y mala leche de las faltas parecía que se estaban cobrando otra cosa, algo extrafubolístico. Rescato, eso sí, los insultos en portugués. Pepe y Felipe Melo estuvieron a esto de pasarse al boxeo, y no del técnico. Brasil pasa en primer lugar. Lo sigue Portugal.

-Lo vi hoy otra vez: el portugués Meirelles, en la jugada de gol más clara del partido, le pega con derecha a un balón que tenía que empalmar con izquierda. Ayer fue el italiano Pepe. Dos errores que de meter el pie correcto, hubieran sido gol. Estos muchahcos son profesionales, fútbol es lo único que hacen, entrenan mil horas por mes desde que aprendieron a caminar. ¿No deberían usar ambas piernas con igual destreza?

-Costa de Marfil 3 - Corea del Norte 0. Hoy era un día complicado para ser norcoreano, seleccionado de fútbol y titular. Se avecinaba una segunda goleada a manos de un rival que tenía que despedirse con dignidad de la primera Copa del Mundo en su continente. Y así fue, los marfileños salieron con todo, parecían catorce jugadores contra doce. Con dos goles encajados a los 20", se temía una masacre. Ya los norcoreanos habían tenido su Hiroshima, se venía Nagasaki. Pero el partido, aunque no lo diga el marcador, se fue nivelando en el segundo periodo. Corea del Norte atacó con lo que pudo, que era poco. Y Costa del Marfil selló la goleada al 81" después de una puntada en el área de Kalou.

-Adiós, Jong Tae-se.

**
-Suiza 0 - Suazo 0. Los suizos necesitaban ganarle a la selección más débil del Mundial. Pero no solo no le anotaron sino que los contragolpes hondureños fueron marcador fosforescente sobre las fallas denfensivas de Suiza. Honduras, una selección que nos goleó en eliminatorias, fue a Sudáfrica a contar que Concacaf no e sun grupo, son dos: Centroamérica por un lado, Norteamérica por otro. Así que no nos subamos al bus de la alegría de los periodistillas locales, el éxito de América Latina en esta primera fase no nos incluye a nosotros. Todo lo contrario, pone un cenital sobre nuestro fútbol amateur. Honduras se devuelve nadando.

-España 2 - Chile 1. Se desinfló el experimento chileno de Bielsa. Se le vieron las costuras. Si se les pone contra la pared, aflojan. En un partido que había arrancado con más incursiones de Chile, una mala decisión del portero chileno Bravo queda en los pies de Villa. Otro ni siquiera hubiera intentado tirar desd allí. Villa, en cambio, le pega con la zurda (que no es la suya) y de seguido. Gol. Un gol que no era problema, corría el minuto 23, si fuera Chile una selección segura, autoafirmada. Pero el gol español destapó los calzones chilenos. Al 36" anotaba Iniesta, sorprendiendo mal parado de nuevo al guardameta chileno. Al descanso se fueron con este horizonte: si en Bloemfontein Suiza hacía un gol, Chile volvía a casa. Se ve que Bielsa los sacudió en los camerinos y al segundo tiempo entraron con dos delanteros de cambio y una actitud más ofensiva que fructificó al 46", con gol de Millar (desviado por un defensa ibérico). Se ponía interesante. O tendría que haberse puesto interesante, si hubiera sido equipos con otra mentalidad. Al 35", sabiendo ambos que ese resultado los clasificaba, se terminó el partido. Como esas vidas que terminan muchos años antes de que llegue la muerte, desde el 35" no hubo fútbol, no hubo nada. España sabía que con esos puntos les esperaba Portugal, un equipo de su mismo sino, sin triunfos ulteriores. Chile se resignó, al mejor estilo de país pequeño en el fútbol, a su suerte: se las ve con Brasil. Mejor dicho, se terminó el Mundial de Chile.

--

jueves, junio 24, 2010

apuntes 9 - el mundial

-Paraguay - Nueva Zelanda. Hoy jugó el equipo bizarro de Paraguay. Los mismos jugadores, el mismo entrenador, pero en signo contrario. Nueva Zelanda, en cambio, jugó a lo suyo, a no ser el comodín del grupo F, a no ser el último equipo del Mundial, como vaticinaban los mismos expertos que querían darle la copa a Espña antes del 11 de junio. Y por momentos, pocos en un partido gris, buscaban el arco paraguayo como once jugadores que tenían la esperanza de que, anotando ellos y empatando el partido en Johannesburgo, pasarían a octavos de final. Pero ni lo uno ni lo otro (si no todo lo contrario). Paraguay, que mostró su lado bipolar, llegó a cuidar a sus jugadores, a cuidar el marcador y cuidar su primer puesto en el grupo. Bien hecho. ¿Bien hecho?

-Por suerte, estaban Italia y Eslovaquia en Johannesburgo para ver un poco de fútbol matutino. El primer tiempo, un Italia de pases con Parkinson, de salidas erradas, le cedió la iniciativa a los eslovacos. De eso se iba a arrepentir más adelante. Eslovaquia, país que debuta en un Mundial, supo agradecer el regalo italiano y con avances de Stoch, Hamsik y Vittek encimaron a la saga italiana hasta hacerla incurrir en el error. Un salida negativa de la defensa, Kucka que se anticipa, roba y filtra para que Vittek anote por segunda vez en Sudáfrica. Era el 24" del primer periodo. En el 43", en choque sin mala intención le cortan la rodilla a Strba. El entrenador Weiss manda a Kopunek a sustituirlo pero ya casi entrando Strba dice que quiere seguir. Kopunek, desanimado, vuelve a la banca. Retengan ese nombre, ya volveremos a él. Al descanso se fueron así, con la ventaja mínima a favor de los eslovacos.

- Con dos cambios de entrada en el segundo periodo (Quagliarella y Maggio) y con Pirlo debutando en el minuto 10, Lippi quiso dejar claro que iban a buscar, por lo menos el empate. Pero no tanto. Italia parecía no arrancar y fue más bien Vittek, el verdugo de hoy, quien llevó a Eslovaquia dos goles arriba. Hasta allí despertó Pirlo y reaccionó Italia. Y de qué manera. Una entrada triangulada, geométrica, de escuadra y transportador, con taco de Iaquinta incluido, termina en el primer gol italiano, a cargo de Di Natale (minuto 35"). Con un gol anulado que hubiera cambiado la historia del partido, siguieron intentando con Di Natale y Quaglairella y estuvieron a punto del empate. Pero el eslovaco Skrtel, una especie de central con escoba, pico y pala, aparecía por todo lado.

-Cambio de Eslovaquia al 87". Entra, ahora sí, Kopunek, aquel que había quedado vestido y alborotado en el primer tiempo. Dos minutos después en saque de banda por la derecha, corre y le roba la billetera a Cannavaro, toca su primer balón del partido y gol. Eslovaquia estaba enterrando al campeón del mundo. Y entonces, aquellos minutos que Italia regaló en el primer tiempo iban a falltar ahora. Era muy tarde para atacar con todo a los eslovacos, era muy tarde para el golazo de Quagliarella en el 91" (bola fuera del área, ve a Mucha adelantado, la pega por debajo, apenas para bañarlo). Y era muy tarde, sin duda, para ese último balón en que Pepe, solo al frente al portero eslovaco, le pega con derecha a un balón que tenía que pegar con la izquierda. Italia, campeona del mundo, se va en primera ronda. Como Francia en el 2002.

**
-Uno creía que los dos goles de balón parado del primer tiempo fueron los clavos en el ataúd de los daneses. Keisuke Honda al 16" y Endo al 29", de tiro libre directo demostraron que Japón no venía a especular por un emapte que les daba el pase a octavos (gran error de equipos que ya quedaron fuera). Pero en el segundo tiempo los daneses, que se decidieron tarde, salieron a lo que tendrían que haber salido desde el minuto uno. Con el penal discutible pitado por Damon (sudafricano) y convertido por Tommason en el 81" ante la reacción lenta d elos defensores nipones, Dinamarca vio luz al final del túnel. Pero no era luz lo que veían, o sí, pero no para ellos, era la jugada brillante de Honda que se la ponía, en el 87", a Okazaki para el 3 a 1 final y definitivo. Japón a segunda ronda.

-Holanda 2 - Camerún 1. Camerún, ya descalificada, llegó por el de la honra. Holanda, a entrenar. Hay dos opciones: 1. Holanda (tres victorias) ha jugado a media máquina todos los partidos esperando las rondas de el-que-gana-sigue. 2. Esto es todo lo que tiene Holanda.

-Por fin Van Persie, que lo ha buscado hasta debajo de la cama, anotó por los naranjas en el 35". Camerún, que parecía el sparring de Holanda, logró un penalti al 64" que convirtió quien más lo merecía, Eto'o. Camerún entonces buscó el triunfo de la honra, luego el empate de la honra. Pero fueron los holandeses, en pies de Huntelaar, quienes se encontraron, literalmente, con el gol en el 82".

-Se viene Paraguay-Japón / Holanda-Eslovaquia. Por lo visto, la llave más fácil de los octavos.

--

miércoles, junio 23, 2010

apuntes 8 - el mundial

-Como en los chistes de las dos noticias, primero el partido malo. Inglaterra 1- Eslovenia 0. Los ingleses, el equipo emo, ganaron con gol de Defoe (me cae bien, si no le falta un diente, parece) a los eslovenos que en el lugar del corazón hoy llevaban una esponja o una piedra pómez. Jugaron pensando en que EE.UU. empataba. Si tuvieran bolsas las pantalonetas, se les hubiera visto el ábaco. Inglaterra pasa a octavos con un fútbol atolondrado, sin la chispa de los equipos de la Premier, los de reacciones explosivas, pases precisos de 40 metros, centros dañinos. Nada de eso. Salvo para el gol solitario de Defoe, que fue la típica jugada de rompimiento inglesa. Rooney fue un poco el Messi de Argentina-Grecia, por lo menos en lo que a oportunidades se refiere. Lo mató la ansiedad. Capello, que tampoco celebró hoy, tendría que tener un botiquín con clonazepán. Lo peor de todo, en ese partido pobre jugaban los que iban a pasar a octavos. Inglaterra lo sabía, Eslovenia quería el pitazo final. Lo que nos lleva a

-El partido bueno. El primer tiempo vi en la tele el de Inglaterra y en la compu el de EE.UU. El segundo tiempo, al contrario. Esperé demasiado para pasarme al partido de sangre caliente. Ya lo dije también, EE.UU. tiene la actitud que no tiene ningún equipo de Concacaf. Ninguno. Y en días como hoy, además de actitud tiene la disciplina táctica que, bueno, es mandarín avanzado para cualquier centroamericano. Un partido que dominó de cabo a rabo y en el que a pesar de ver cómo se les escapaba el Mundial, no descuidaron el orden de la línea defensiva, no permitieron sorpresas de contragolpe. Yo soy un pesimista crónico. Al 65", viendo cómo fallaban una y otra vez Altidore, Hércules Gómez, Dempsey, sabiendo que les habían anulado el segundo gol legítimo del Mundial, pensé que lo que venía era el gol de Algeria, incluso me dije "se lo merecen, por perder tantos goles". A esta altura, además, ya estaba sentado entre la hinchada gringa, totalmente, cara pintada, sombrero Tío Sam. Yo, que no puedo entrar a ese país de otro modo que no sea ilegal. Pero no, eso no pensaban los yanquis, no habían pitado el final. En el primer minuto de reposición, cuando parecía la suerte echada, cuando los pesimistas ya estamos en otra cosa, una última avanzada en grupo, desde atrás, de los gringos que llegan al área de Algeria, un tiro que rebota el portero Mbohli y queda en los pies de quién más que Landon Titán Titán Titán Donovan. Gol. Gol. Gol. Gol. ¡¡¡La puta madre!!! ¡¡¡¡Gooooolll!!!

-Eso, señores, es la razón por la que vemos el Mundial. Gente que saca fuerzas de no se sabe dónde, gente que le da importancia a algo que a todas luces no la tiene, gente que hace muy bien eso que hace. Gente que no conocemos, ni nos representa ni le importamos. Gente que nos pone a saltar y a llorar a miles de kilómetros de distancia. No tiene que ver con la FIFA, no tiene que ver con Adidas, no tiene que ver con Visa, ni con la prensa ni los agentes ni con toda esa basura que los orbita. Todo lo contrario, el fútbol sobrevive todavía a pesar de toda esa mierda. Sobrevive. Está vivo. Tiene algo de helénico, tiene algo de mito, de épico, tiene algo que no se entiende bien. Tiene algo que está en el corazón de todo lo que no tiene nombre.

-Hoy el experimento se llevó un paso más allá. Un ojo en la tele, el otro en la laptop, y en el brazo, alzada, Julia, de dos meses, viendo su primer Mundial.

**
-Serbia-Australia en Nelspruit, un partido que desveló a los ghaneses más que su encuentro contra Alemania. No creo que ninguna apuesta se inclinara por Australia. Y ahí está, Krasic y después Tosic (quien lo sustituyó) insistieron con velocidad por las puntas pero sin concretar. Los socceroos fueron ganando terreno y de pronto, en el 69" con el de cabeza de Cahill y el misil de Holman al 71", era Australia la que podía pasar si Alemania metía dos más a Ghana. Pero al 84" Pantelic aprovecha un mal rechazo de Schwarzer. Gol jabulani. Todos sacan la calculadora. Otro gol y Serbia avanzaría, sacando a Ghana del Mundial. Luego, los minutos finales en los que no llegó ese gol. A los serbios les faltó Landon Donovan. Y les sobró un árbitro que dejó pasar una mano en el área de los australianos. Australia 2- Serbia 1. Los dos para la casa.

-En Johannesburgo, Ghana, que jugó de igual a igual ante una selección alemana muy cautelosa, estuvo a punto de dejar a África sin representación en los octavos de final (considerando que Costa de Marfil depende de una aritmética improbable). En la banca, se veía a los suplentes ghaneses sumando y restando con cada anotación en Nelspruit. Ghana tiene un toque de balón seguro, la defensa nunca sale al reventón, busca tocarla, en el mediocampo tiene a Annan, un artesano fino y de mente rápida. Peeeeero. Son menos habilidosos de lo que creen. Tardan mucho en deshacerse del balón, se regodean, los terminan perdiendo. Esa confianza (injustificada) para el güeveo, es justamente lo que les falta para la definición. A la hora de los balazos, fallan. Asamoah, Ayew, Gyan, perdonaron demasiado. En cambio, el llamado no sin excesiva pomposidad "el Messi alemán", Mesut Oezil, perdonó una vez ante Gibson en la primera mitad. En el segundo tiempo, al 59", se desquitó con un zurdazo incandescente. Ghana, como Serbia, terminó el partido digitando. Pasan Alemania y Ghana, en ese orden.

--

martes, junio 22, 2010

6 años de tetrabrik

Como nota al margen, mañana 23 de junio, este blog cumple 6 años de estar en línea. En medio, cambió el sistema de comentarios (empecé con haloscan que luego eliminé), cambié de país de residencia, de domicilio tico (varias veces), cambió el tono del blog (varias veces también). Quería contarlo nada más. Salú.

--

apuntes 7 - el mundial

-Son las 7:48, en breve empiezan los cierres de grupo, el Mundial ya está carburando. Dejo un par de enlaces: este sobre el ícono de tetrabrik, Jong Tae-se, que quiso cambiar camiseta con Kaká, y esta columna de muestra para quienes no lo conocen y quieran seguirle el rastro a uno de los mejores escritores del deporte rey, Simon Kuper.

**
-Sudáfrica 2 - Francia 1. Lo vi por atdhe.net, al tiempo que en la tele veía el de México-Uruguay. Esto seguramente no es saludable. Un ojo en el televisor, otro en la compu, por lo menos hasta el gol de Malouda cuando los anfitriones ganaban por dos. Allí perdió interés un partido que, por como se estaban dando las cosas, podía dejar afuera a los mexicanos. Bien por una despedida con triunfo de los bafana bafana. Francia, que mentalmente ya estaba en otra cosa desde hace una semana, regresa con un gol a favor y cuatro en contra y con el premio True Hollywood Story.

-Chau Charros, gritaban por momentos cerca de mi casa, los colegiales del Salesiano Don Bosco, que celebraba en gol de la Celeste como si fuera de la Sele. Ya lo dije antes, envidiamos tanto a México como país, que lo proyectamos todo en el fútbol. El primer tiempo despejó cualquier rumor sobre un empate acordado (una ridiculez de esas típicas del periodismo de cuarta). Ataques de ida y vuelta. Situaciones de gol para los dos. La supo concretar de cabeza Suárez, que tiene olfato de perro para el gol. El segundo tiempo México, a partir de los pases de Torrado, empezó a hacer huecos por las laterales, con un Dos Santos que aparecía por izquierda y derecha, casi endiablado, casi lúcido. Pero Uruguay tiró más. Desde la mitad del segundo tiempo, los charrúas parecían cansados, los mexicanos no sabían que hacer con la posesión del balón, se fue descomponiendo tanto el juego que pude poner a chorrear más café.

-Ya se dijo, África está para que le den. No hay nada que hacer. Una pena. Nigeria paga con el regreso a casa no tanto los goles surcoreanos como las anotaciones falladas de forma inconcebible. Yakubu soñará una y otra vez con el gol que erró esta tarde en Durban. Pero ya está, pasa Corea del Sur que se enfrenta al ganador del grupo A, Uruguay. Un duelo de equips sacachispas.

-Argentina 2 - Grecia 0. Primero hablemos de Grecia, un equipo del que uno no está seguro si es más mezquino en su mediocridad o más mediocre en su mezquindad. Salir a buscar un empate ¡que los dejaba fuera de octavos! Hay que ser pusilánime. Un equipo de corpulentos anestesiados, un selección sin cuello, artera y, claramente, sin cerebro. Al Mundial vinieron a cagarse en Nigeria. Nada más.

-Ahora, Argentina. Tres puntos logrados en el más flojo de sus partidos. El planteamiento troglodita de los griegos no ayudó en unos 90 minutos en que los argentinos estuvieron muy erráticos, imprecisos. Messi, que ya no sonríe, fue hoy Lío Messy. Todo Grecia lo tenía medido, perdía balones, lo paraban los mediocampistas, los defensas y, en una acción de alto contenido simbólico, lo detuvo Maxi Rodríguez en los linderos del área griega. Messi en particular (y Argentina en general) trató desde media distancia, desde los costados, entrando al área, bombeando centros a la guerra, de hacerle un agujero a la pared de mármol griego. Hasta que Demichelis, en dos tiempos, abrió el marcador en el 77, después de un balón parado. Grecia, el equipo de refrigeradores, hasta ahí se dio cuenta de que era mejor hacer un gol y quiso reaccionar. Messi, por su parte, seguía buscando el suyo, cada vez más ansiedad, cada menos con menos alegría. Y en una de tantas que le negó el portero Tzorvas, la pelota cae a los pies del Loco Palermo, que a los 37 años debutaba en Copas del Mundo, y gol. Minuto 89. Palermo tenía 12 minutos de haber entrado de cambio. Tomá, Higuaín.

-Argentina arrasa con nueve puntos y se enfrenta en octavos con México, como en el 2006. Uruguay se las ve con Corea del Sur.

-Otra vez me tiré los dos partidos al mismo tiempo. Laptop / tele. Veremos la secuelas de este experimento.

Hasta mañana.

--

lunes, junio 21, 2010

apuntes 6 - el mundial

-Los rumores de que había 200 actores chinos contratados por Corea del Norte para apoyar a su selección fueron desmentidos por el representante norcoreano en Sudáfrica: "Pyongyang decidió de último minuto enviar alrededor de 200 ciudadanos", dijo el diplomático Yop Pak Sung. El rumor lo propagó el Wall Street Journal. Habrá que preguntarle a los cuatro jugadores que tocaron suelo africano y desaparecieron. Como aquella orquesta cubana que cuando regresó a la isla era un cuarteto.

-República Popular Democrática de Corea del Norte. Me cae bien la provocación de ese nombre. A ver quién les dice lo contrario.

-El ícono de este blog, Jong Tae-se, no anotó hoy. Pero no solo no anotó, el equipo norcoreano que logró contener a Brasil y sacar un marcador digno de 2-1, no logró sostenerse hoy y Portugal, que es un equipo como de brasileños huérfanos, sin oído y propensos a la depresión, les dio para que llevaran. Cristiano Ronaldo puso casi todos los goles y hasta terminó con su sequía de dos años con la selección lusa. Fui a dejar a mi hija al kinder cuando iban 3 a 0. De camino, subiendo las colinas de Curridabat, en la radio parecía un grito de gol sostenido por casi treinta minutos. 7-0. Coño.

-Ojalá los demócratas de Corea del Norte no se tomen a pecho esta masacre.

-Ya había dicho que quería que a los de Concacaf les llenaran las maletas de goles, que no siento ningún tipo de adhesión futbolística regional. Pero bueno, viendo el panorama de Honduras, de quien todos hablan como el comodín del grupo H, se me empieza a ablandar el corazón.

-Chile salió a asegurar su pase como primero del grupo. Suiza a calcular un empate para luego desplumar a Honduras en el último partido (y que Chile se raspara los codos con España). Pero la tacañería suiza no aguantó los 90 minutos y al 74" Paredes se robó la final y cruzó una jabulani mortal que González cabeceó como con taco de billar. Bielsa respiró. Lo mismo que todo Chile. Ahora Suiza depende no sólo de ella misma para clasificar.

-Dos cosas quedan clarísimas después de este España 2 - Honduras 0. España tiene que quedarse en segunda ronda. La España de la Eurocpa alcanzó la parte alta de la campana en ese torneo. Ahora viene descendiendo en la curva de rendimiento. España es favorito de la prensa española. Nada más. Igual que muchos escritores españoles se vuelven importantes solo ante la insistencia de las poderosas editoriales de ese país.

-La otra, Concacaf tiene dos grupos: México y EE.UU juegan a un deporte diferente que Centroamérica (las islas no existen, obvio). Veíamos a Honduras y nos veíamos a nosotros, nuestro fútbol acomplejado, de canchas abiertas, o peor: de canchas abiertas sintéticas. Nuestro fútbol pequeñito, lastimero, que pide tarjetas amarillas para el rival en lugar de buscar goles (Amado Guevara, Walter Centeno, da lo mismo).

-Si España fuera un favorito real y no el favorito de la retórica periodística, le habría clavado por lo menos 4 a Honduras. A Honduras, que jugó en piyamas, le salió barato el partido.

--

domingo, junio 20, 2010

apuntes 5 - el mundial

-Barrios, el argentino nacionalizado paraguayo, recibe en el borde del área grande y la filtra a Vera que viene desde atrás, encarrerado, y entre tres defensas eslovacos, recibe desde la izquierda, gira el torso para pegarle, cayéndose, con el borde exterior de la derecha. Gol. Golazo. De esos que queremos ver.

-Luego nada, la misma tónica de esta Copa. Un fútbol inofensivo, de correr mucho hacia ningún lado, como correr por correr, un jogging rápido e inútil. Hasta el gol de jugada de balón parado de Riveros, no pasaba nada. Después tampoco.

-Lo mejor del fútbol centroamericano es Carlos Batres. Un árbitro.

-Italia empata a uno con la selección que para los entendidos iba a ocupar el último lugar del Mundial. El gol de Smeltz al 7" agarró a los italianos con los pantalones abajo. Creo que también a los neozelandeses. Italia dejó el catenaccio para después, obligada a buscar el empate. Centro al área de Nueva Zelanda, Smith le pone el prendedor a la camisa de De Rossi que cae en dentro del área, se levanta la bandera amarilla, Batres pita penal y se acerca corriendo, tantea el menudo en el bolsillo derecho, pero ahí no está, busca la tarjeta en la bolsa de la camisa y sí, amarilla para Smith. Iaquinta empata al 28. Luego nada, para variar. Un par de ocasiones de peligro para cada equipo. Y a otra cosa farfalla.

-Brasil 3 - Costa de Marfil 1. ¿Vimos jugar al campeón? Nada dice que no. Aclaro que en tetrabrik nos inclinábamos por Costa de Marfil y celebramos que Drogba se llevara a casa otro gol en un Mundial. Pero al César lo que es de Brasil y otra vez, a media máquina, los brasileros le pasan por encima al rival. Los marfileños salieron con la motosierra y el peor arbitraje hasta ahora, Francia envió una selección de segunda y un árbitro de tercera, expulsa a Kaká (que es como un monaguillo) y deja en la cancha al marfileño Tiote que quizás dejó inválido a Elano. Luis Fabiano (un pepinazo y otro que fue: mano, sombrero, mano, sombrero, gol) es como un Adriano alfabetizado. Una pesadilla para cualquier defensa. Brasil ahora, lo que nunca hacía, defiende. Simon Kuper decía que Brasil se pasó de la poesía a la prosa. Puede ser, qué importa.

--

sábado, junio 19, 2010

apuntes 4 - el mundial

-Goles jabulani, así le vamos a llamar a esta categoría inaugurada en Sudáfrica 2010. Un balón para la historia. Si fuera leche o dulces, ya estarían corriendo por el mundo, retirándolos del mercado. Habría un par de muertos talvez, intoxicados. Ya van varios en el Mundial, cierto que en algunos hay una pequeña ayuda del portero, pero con balones normales (y no estos reinventos de la rueda) no lo serían. Ojo que estamos siempre esperando muchos goles, ojalá pepinazos. Pero no goles con una bola que parece cuadrada.

-Holanda 1 - Japón 0. Ahí está, gol jabulani de Sneijder. Un partido en cámara lenta. Solo dos remates directos en todo el primer tiempo. El de los nipones al 37", el de Holanda al 45". La selección japonesa puso un candado chino. Los holandeses, sobrevalorados por los expertos, parecían conformes con la ventaja mínima.

-Los Socceroos contra Ghana, el primer país africano en independizarse de la colonia europea en 1957. Portugueses, franceses, holandeses, alemanes, daneses, ingleses, los "gobernaron". Ghana significa jefe de la guerra. Y eso es lo que hicieron en el primer tiempo contra una selección australiana que pretendía lavar la imagen de primer equipo goleado del Mundial. El gol de Holman al minuto 10, con ayuda del portero Kingson pero más de la jabulani. Otro gol jabulani. Al 24" ya Ghana, que había metido la chancleta, empataba con tiro de penal de Asamoah Gyan. La expulsión de Kewell por la mano del penal pareció un castigo excesivo de Rosetti. ¿Otro árbitro para la foto? El segundo tiempo se fue repartiendo por tramos. Los ghaneses demostraron esto: si pasan a segunda ronda, allí se quedan. La ingenuidad del mediocampo y los hombres de punta fue revelador. Todo eran remates desde 30 ó 35 metros como si el portero australiano Schwarzer estuviera ciego. O manco. No pudieron contra 10 australianos que fueron inflando pecho hacia el final. Grupo D a definir en última fecha.

-Camerún 1 - Dinamarca 2. El mejor partido del Mundial hasta ahora, no por lo técnico porque estuvo plagado de errores e imprecisiones, sino por lo disputado, por toda la carne puesta en el asador. No hay discusión. La celebración de Eto'o salió de un lugar que no estaba dentro de su cuerpo. No era él solo quien festejaba ese balón que le llegó después de un regalo de Poulsen a Emaná, ese balón que le llegó en el lugar de la cancha donde Eto'o es letal. Es más, me atrevo a decir que Eto'o no estaba celebrando el gol. O por lo menos no solo eso.

-Pero Poulsen, cuyo error fue más bien por el balón envenenado que le sirvió el portero Sorensen, se reivindicó con ese pase dibujado con la mano y puesto como con imán en los pies de Rommedahl, a una cuadra de distancia. Bendtner solo tuvo que meter el botín al pase de Rommedahl para el empate de Dinamarca. Medio gol del zaguero danés. Lo demás fueron las revoluciones por minuto de Camerún y el cálculo de escritorio danés, tan efectivo que propició el gol de la ventaja: de Poulsen a Rommedahl, que esta vez no la compartió con nadie y concretó él.

-Palo palo palo de Eto'o y el lamento del estadio entero. Camerún se despide de primero. Sin duda, el mejor partido hasta ahora del Mundial. ¿Entonces por qué seguimos tristes?

--

viernes, junio 18, 2010

el zepelín silencioso

Un texto publicado en 89decibeles.

--

apuntes 3 - el mundial

-Ramón Luis Méndez y Mario Segura, los curas del fútbol, deben estar disfrutando muchísmo un Mundial en el que parece que los árbitros son más importantes que los jugadores, más protagonistas que el juego mismo. Tarjetas amarillas por cualquier choque, expulsiones de un rigor estalinista, parecen abogados buscándole interpretaciones a las leyes que ellos mismos hacen. Apenas a los 18 minutos, los dos laterales de Serbia tenían amonestación, luego el colegiado español Undiano Mallenco le inclinó la cancha a Alemania expulsando, en un gesto desproporcionado, al goleador Klose (el que nos metió dos en la apertura del 2006). ¿Alguien le hace control doping a los árbitros?

-Lo vimos hoy, el axioma Lineker (el fútbol es un juego de once contra once en el que siempre ganan los alemanes) tiene algo de cierto. Ir ganándole a Alemania por un gol es igual que ir perdiendo. El artillero serbio Jovanovic era el favorito para anotar, y lo hizo. En esa jugada de pase de taladro a profundidad que culminó con el gol de un Jovanovic que celebró saltándose a periodistas, vallas publicitarias y, buscando a la barra serbia, lanzándose al abismo de lo que en un teatro sería la fosa de la orquesta (¿cómo saló de ahí?). Pero en adelante, ganando por un gol, contra una Alemania con diez jugadores, Serbia sufrió el ataque vertical característico de los teutones. Podolski falló un penal y desapareció. Sonó el pitazo final y Serbia se llevó los 3 puntos de un partido que parecía haber perdido.

-Le duela a quien le duela: EE.UU. debería estar en otro grupo de eliminatoria, no en la paupérrima Concacaf. No digo que sean potencia futbolística, pero lo que les falta de la cacareada "tradición futbolera" regional (que a fin de cuentas es peor), lo tienen en actitud, en -digámoslo de una buena vez- güevos.

-El esloveno Birsa marcó el que era, hasta ese momento, el mejor gol del Mundial. Y a los camerinos se fueron con dos a su favor, aunque a la cancha era EE. UU quien había traído las ideas. El segundo tiempo, que empezó de ida y vuelta, se fue convirtiendo en territorio de los gringos. Y claro, Donovan, que es un guerrero, que había fallado varias veces, se mete hasta la línea final, con los ojos inyectados, furioso y, sin ángulo, encara al portero esloveno y dispara buscando arrancarle la cabeza. Gol. Golazo. El mejor del partido. Luego el hijo del entrenador Bradley demostró una vez más que está allí por méritos propios. 2-2. No podía faltar el árbitro Koman Coulibaly (Mali) que quería salir en la foto, como casi todos los referis hasta ahora. Anuló un gol a Edu por razones que sólo el conoce ("Ensayo sobre la ceguera", para estar a la altura del día). EE.UU., prácticamente clasificado a segunda ronda, ganó pero se llevó solamente un punto.

-London isn't calling, me dice un amigo. John Carlin lo dijo de otra forma hace unos días, "¡Pobre Fabio Capello! Tanta disciplina táctica, tan poco sentido del humor, tanto esfuerzo para exterminar la fantasía en el fútbol para reducir al mínimo el riesgo." Qué raro el fútbol inglés, tiene la que para muchos es la mejor liga de todas, la Premier, pero a los mundiales llegan a complicarse partidos que en la pizarra se veían de cajón. El amargo de Capello (que no ha tenido el chance de no celebrar los goles ingleses porque solo han anotado uno), le dio la espalda a Green presionado por la prensa británica, una de las más sanguinarias y rencorosas del mundo, pero dejó todo el partido al niño malo de Rooney que hoy le hizo honor a su nombre, literalmente. Argelia, siguiendo el consejo de Maradona, llegó a disfrutar del partido y hasta propuso más maneras de avanzar hasta el arco rival que Inglaterra, que se ciñó en la misma fórmula que le salía mal una y otra vez. El equipo de la rosa hoy fue la selección emo.

--

jueves, junio 17, 2010

apuntes 2 - el mundial

-Dios odia a los africanos. Colonos asesinos, hambrunas, genocidios, tribus que no se soportan entre sí (pero que no se soportan en serio), leones y otras bestias salvajes y feroces que comen humanos. Además, cada cuatro años, por si a uno se le olvida lo anterior, esos equipos africanos modestos que llegan con gran alegría a participar de la fiesta mundialista parece que van a hacer algo con toda esa fuerza física, esas ganas, los cánticos y la indumentaria colorida de sus fans, pero nada. Una desgracia tras otra. Dios no existe, es cierto. Pero también es cierto que odia a los africanos.

-Cada cuatro años se pone en evidencia esto otro: lo absurdo del patriotismo representado por los himnos nacionales. Si de verdad significaran algo, los himnos, en los paneos de cámara de los equipos, por ejemplo, africanos, uno los vería cantar algo poderoso, arcano, perturbador (en el mejor sentido de la palabra), con mucha percusión, mucho coro y no esa musiquita de cámara centroeuropea. Los himnos nacionales, una ridiculez.

-Argentina 4 - Corea del Sur 1. Seré el único, pero si bien es cierto que el equipo argentino demuestra con sus jugadores (y no con sus periodistas, como es el caso de los españoles) que es favorito para llevarse la Copa, todavía me falta algo. O me sobra. A ver, es cierto que Higuaín hizo tres goles. Pero todos a un metro de la línea de gol, con esfuerzo mínimo, casi que solo tenía que estar ahí, parado, esperando. ¿Cuántos goles tiene que fallar para hacer uno? Y eso que hace, estar parado esperando meter la cabeza o el pie, ¿no lo puede hacer también Palermo? ¿Y no es mejor tener a Palermo en la cancha que a Higuaín? Palermo, que está loco, que es potente y bravo como un pitbull. Y no a Higuaín, que es como esos estudiantes a los que, sin talento, les va bien a punta de esfuerzo, esos que hacen todas la tareas, llegan temprano a clases. Higuaín juega en el Real Madrid, el equipo de los centros comerciales, el equipo más pipi del planeta. Palermo juega en Boca Juniors, que nadie fuera de Argentina sabe en qué lugar quedó este año. En fin, los goles hablan, es cierto. Ojalá fueran de Palermo.

-Messi: todo el juego de Argentina pasa por sus pies. Y por su cabeza. En la jugada con el Kun (que culminó con gol el Pipita) hacen dos globos, dos vaselinazos. La mejor jugada de gol del Mundial hasta ahora.

-Grecia 2 - Nigeria 1. Hasta hoy, Grecia (cuna de cultura occidental) jugaba igual que el equipo de Grecia (el cantón "más limpio" de Costa Rica). Pero ya dijimos más arriba que África está para que le den. Todos. Propios y extraños. Una tristeza infinita. Pero así son las cosas. A llorarle al Gobierno.

-México 2 - Francia 0. Todo indica que Francia repite lo del 2002. A la casa sin goles, eliminada en primera ronda. Entonces era campeona del mundo, hoy subcampeona. Très gache. De México, selección denostada por todo Costa Rica (ya se sabe, los envidiamos tanto como país que en el fútbol son nuestro enemigo natural mientras que para ellos Costa Rica no existe, somos como el Chile de Argentina). En fin, el Tri merecía incluso un tercer gol a su favor. El Chicharito dio una lección de cómo se encara un portero en un Mundial, sin nervios, con dribbling. Cuahutémoc tiró un penal geométrico. Y los galos, nada de nada, antes de terminar el partido ya estaban pensando en no dejar ropa olvidada en el hotel.

À demain.

--

miércoles, junio 16, 2010

apuntes - el mundial

-El desempleo es una de las peores formas de estar vivo. Sobretodo si uno es dado a lo que una amiga llama "pensamientos negativos". Mucho tiempo libre, acceso limitado o nulo a las actividades alterantivas o sustancias que pueden ayudar a la distracción. Ahora, bien me lo señalaba Lena, si uno va a estar desempleado, que sea durante la Copa del Mundo. He visto todos los partidos. Sin ánimo de trivializar, puedo decir que desempleo + Mundial es un privilegio.

-Las camisetas de clubes con nombres de jugadores me parecen bien para personas que no hayan salido de secundaria. De ahí para arriba me da pena ajena. Pero a todo chancho le llega la hora, en tetrabrik somos fans de este mopri norcoreano: apóstata, supranacionalista, rencoroso y vengador. Jong Tae-se, un grande. Queremos la chema.

-Hoy 5:30 a.m. Chile - Honduras. Quería que perdieran los dos, pero solo perdió Honduras. No tengo ningún tipo de afiliación regional con selecciones que nos dejaron fuera de Sudáfrica. De hecho, quiero que regresen con las maletas llenas de goles.

-España, suspendida en las nubes desde hace meses por su prensa triunfalista, se vino de bruces. Viendo el partido casi que se entiende entonces de dónde viene el espíritu de resignación de tantos países que hablamos castellano.

-Massimo Busacca, el árbitro suizo amigo de Uruguay, considerado por la FIFA como uno de los mejores árbitros del mundo (la FIFA, considerada por el mundo como una de las organizaciones más despreciables de la Vía Láctea), fue el jugador doce del partido que Uruguay ganó al modesto y simpático equipo anfitrión. La expulsión del portero Khune en una acción que ya estaba castigada con el penal no debería quedar impune, si la vida fuera justa. Forlán no tendría que haber celebrado la anotación de ese penal, como gesto mínimo de solidaridad o justicia. No tenía favorito en este partido, incluso me jalaba más Uruguay, hasta que el suizo se puso la Celeste.

--

martes, junio 15, 2010

el mundial

Arrancó el evento deportivo más importante del mundo. El Mundial. Este es el mes, cada cuatro años, cuando dejo de ver a los amigos que desprecian al deporte de Dios, o que ellos dejan de verme, da lo mismo. A esta casa se viene a ver fútbol. Punto.

Empezó pero todavía no calienta. Partidos fríos, equipos especulativos, delanteras poco fértiles. Hasta ahora ninguna sorpresa. Uno quisiera ver a algunos de los pequeños ganar. Pero no sucede. Uno quisiera que Messi, ese niño eterno que aparece en todas las pesadillas de las defensas y porteros rivales, no llevara la atención del planeta a sus espaldas. Uno quisiera castigar con la descalificación en primera ronda a todo Portugal solo para que Cristiano Ronaldo pegue con pared. Cosas así.

En unos minutos debuta el temido Brasil contra Corea del Norte. Kim Jong-Hum, el entrenador, en su única entrevista a la prensa dijo: "En este deporte no siempre gana el mejor. Voy a salir a ganar". Un eslógan instantáneo.

--

jueves, junio 10, 2010

"ángeles para suicidas" de alex obando

Hoy jueves 10 de junio a las 6pm en la Embajada de Chile (225 sur Automercado Los Yoses). Invita el sello editoral Arboleda.

Presentan Mauricio Molina y este servidor.

Más info.

--

viernes, junio 04, 2010

enric se pone la 10

Enric González, escribirá en El País durante el Mundial de Sudáfrica de futbolistas y de fútbol, "es decir, del juego más hermoso. Solamente de eso".

Este blog recomienda ingesta diaria de la columna de ER.

--