martes, julio 26, 2011

lecturas incómodas

(hay que leer en la pantalla)


Catalina Murillo contra la opinión de la mayoría local.

(lectura de comentarios bajo el artículo a riesgo propio)

Gustavo Chaves, a propósito del libro del tocayo Gustavo Solórzano, no deja títere con cabeza.

(para quienes quieran echar fuego al fuego, la entrada en el blog de Tavo)

--

9 comentarios:

Alexánder Obando dijo...

Los baños de agua fría revigorizan el organismo. ¡Muy bien!

tetrabrik dijo...

nunca mejor dicho, álex.

slds

maublandino dijo...

me fui directo a los comentarios de los subnormales...qué nece(si)dad la mía de vivir amargo!!!

Anónimo dijo...

Catalina rules

tetrabrik dijo...

lo advertí, mau

Sentenciero dijo...

Qué cagón de risa: a uno de los insignes comentaristas del artículo de Cata se le hizo un descule entre sexo animal, adolescentes, chamacos baleados en el cole y un montón de varas más. De verdad que andaba buscando cagarse en alguien.

flâneural dijo...

Hay alguien que comenta TODOS los artículos de La Nación, TODOS los días. Un mae González que todo el mundo sabe quién es.

Ese tipo hace una labor social increíble. Facilita la interpretación de todos los artículos de una manera fabulosa: Si hay dudas, basta leer su comentario para saber que el punto de vista inteligente es exactamente el opuesto al que él expone. No sé cómo es que hace.

tetrabrik dijo...

es el espíritu de cartago

flâneural dijo...

jejeje, fijo la hermana es una de las vírgenes de cristo o eso que estrenaron hace poco-