jueves, septiembre 08, 2011

el doctor sócrates


Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira (Brasil, 1954) está en coma. Uno de los mejores midfielders que ha jugado en las gramillas del planeta.

Aquí hay una nota en la prensa. En esa nota, hacial final, el periodista saca el argumento típico de los bobos, los moralistas, de los que creen que la vida de las personas se puede repartir en bolsitas, esta sí, esta no:

"Volvió a unirse a esa legión de futbolistas que no supo defenderse del alcohol y que reproduce en el país el drama de Garrincha, que murió a los 49 años. De no ser por el alcohol, Garrincha (Río de Janeiro, 1933) aún podría estar vivo".

Estaría vivo, pero no sería Garrincha. Imbécil.

Aguante, Doctor.

Salú.


P.D. Aquí el trailer de Mundialito, qué están esperando.
--

9 comentarios:

luis fer dijo...

se parece a jesús

Zunga dijo...

Uno de los momentos inolvidables de mi vida: Ir a verlo en vivo saludar a la afición tica en el Ricardo Saprissa. Yo aprendí de fútbol enamorándome del Brasil del 82 y el 86. Decir su nombre completo, uno de mis orgullos de niño: Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira.

Asterión dijo...

Gigante

Diego Sagardía dijo...

Salud para Sócrates, claro que sí!
Recomiendo que hurguen en el movimiento que él llamó la revolución corinthiana. Un doctorazo.

Anónimo dijo...

Si es cierto! esa historia es merecedora de una peli, pero sobretodo propia de una leyenda:

http://manchandolapelota.com.ar/?p=12820

Salud por el doctorsssshh!

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

El taco sagrado, epicúreo.

cesar manso dijo...

que bueno que este comentario es exactamente como un taquito del doctor... minimalista y conciso, pero desde un ángulo distinto y directo al blanco.

flâneural dijo...

Nota egocéntrica y cheesy: Sócrates me regaló flashazos de alegría y de genio en una época fatal (también Kempes, Rummenigge, Enrique Rivers y el polaco aquel). Aguante, no se me muera todavía.

Lo que no entiendo es por qué no se palmarán Maradona, Messi o todos los locutores mexicanos.

sergio dijo...

un crack de aquellos Sócrates