lunes, enero 02, 2012

casciari le dibuja un croquis a lucía etxebarría

La semana pasada, la exitosa escritora valenciana Lucía Etxebarría (Beatriz y los cuerpos celestes, Un milagro en equilibrio, Premio Planeta 2004) anunció su retirada indefinida del mundo literario como forma de protesta contra la piratería. Una parte del mundo editorial salió a apoyarla, pero Hernán Casciari, autor de la “blogonovela” Más respeto que soy tu madre y editor de esa exitosa rareza que es la revista Orsai (sin publicidad y con venta anticipada) dio a conocer esta carta en la que dice a Lucía que no es para tanto y que los malos están en todos lados. SIGUE


de Página 12

--

3 comentarios:

Editorial Germinal dijo...

las birras que nos tomamos equivalían a firmar algo?

Daniel Riera dijo...

Yo firmé el contrato al que Casciari alude -con la salvedad de que les pedí que se firmara en las oficinas de Aguilar en Buenos Aires, de manera que pudiera cobrar, al menos, los 100 euros prometidos, para atemperar el carácter simbólico del contrato- y me sentí un idiota al leer este artículo.
Más allá de la increíble falta de pudor de la escritora (para colmo, si la googlean, descubrirán que tiene algunos plagios en el placar) y del incómodo autobombo de Casciari, la discusión que propone es clave. Todos los que vivimos surfeando entre los proyectos autogestionados y los dineros de las multinacionales nos preguntamos a menudo de qué modo dedicarnos por completo a los primeros y prescindir por completo de los segundos.Y cómo hacer para que tu proyecto autogestionado no reproduzca en pequeña escala las lógicas capitalistas que repudia ni recurra a subsidios de misteriosas fundaciones, porque si no, ¿qué gracia tiene? En fin, el tema es larguísimo, da para mucho más que este modesto comentario.

tetrabrik dijo...

es así, dani. hay tela para cortar y hay que irla cortandoya. es un tema del que siempre se habla por mucho tiempo no cambiaba nada, parece que un par de engranajes empezaron a funcionar ahora.