domingo, mayo 06, 2012

never ending tour


Estuvimos en la fila 6. A escasos 15 metros, tal vez menos. Íbamos preparados para lo peor y encontramos todo lo contrario.

Fuimos en dos carros. Familia molecular.

Es muy pronto para escribir sobre el concierto de anoche. No hay prisa.

La noche de ayer sigue expandiéndose, como esa sombra que crece detrás de los músicos.

--

3 comentarios:

flâneural dijo...

Dylan, el tín la molecular. Hasta da envidia de la buena ver que hay semanas así.

tetrabrik dijo...

man, la verdad que sí. sábado y domingo de puro sabor

agus dijo...

Lo vimos unos días antes por acá. También una noche para el recuerdo...