miércoles, julio 18, 2012

libro y cuaderno

El libro que no puede esperar. Eterna Cadencia, Buenos Aires.

--

2 comentarios:

Sentenciero dijo...

Toquezazo, mae. Se iría una buena parte de mi biblio.

tetrabrik dijo...

;)