miércoles, mayo 28, 2014

hace cuatro años

Para esta época del 2010, yo salía de un trabajo pateando las puertas y Julia cumplía un mes de nacida.  Sobre esos dos pilares, el desempleo y el miedo a la criatura recién llegada, traté de hacer equilibrio para escribir las crónicas de cada partido del Mundial de Sudáfrica.

Falta muy poco para que arranque Brasil 2014 y vamos a repetir, esta vez sólo con las crónicas.

--

6 comentarios:

paula piedra dijo...

hace 4 años, en solidaridad con mi amigo chvs intenté involucrarme en el festejo del mundial. intento fallido, en serio el futbol no me mueve nada. me quedo con la niña, es mi ahijada.

velocipedo dijo...

Hace cuatro años yo también estaba desempleado y no me perdía una crónica, me acababa de pasar a vivir a algo parecido a un refugio atómico en el esófago de Chepe, cerca del corazón. Todos los controles listos.

Argénida Romero dijo...

Hace cuatro años era soltera, tenía un novio, hoy esposo, fanático del fútbol...y una suegra tan mucho más fanática. No tenía escapatoria y me decidí a escribir sobre el asunto.

Hoy casada con el fanático, regreso a lo mismo, y seguiré tus crónicas.

No tengo pasión por el fútbol, solo me gusta escribir y leer.

Luis Chaves dijo...

nos acompañamos!

denapoli dijo...

vamos luisito te seguiremos!

Luis Chaves dijo...

gracias, cristian! va un abrazo hasta el sur