viernes, junio 27, 2014

apuntes 23 - brasil 2014

Primer día sin fútbol desde que empezó el Mundial. Tengo un hacha clavada en la espalda, se me soltó el ruedo, sudor frío en todo el cuerpo, angustia metafísica. El paquete completo del síndrome de abstinencia. Por dicha, la muchachada de Slate preparó este video con todos los goles de la fase de grupos.

Aprovecho el día de descanso para señalar una de las virtudes del Mundial: nos hace políglotas. Una especie rara de políglotas, eso sí. Hoy, por ejemplo, leí ya varias secciones deportivas, dos en castellano, dos en inglés, dos en italiano, una en alemán y otra en croata. Sobra decir que no sé italiano, ni alemán, ni croata. Pero uno va deteniéndose en palabras clave, raíces latinas, asociaciones, suposiciones, los llamados "falsos amigos" de la traducción. 

La noche después de que la Sele derrotó a Italia, me dieron las mil leyendo diarios italianos y brasileños. ¡Era como leer en español!

Hablando de leer, sigan la cobertura mundialista de Santiago Llach en Bastión Digital. Esta, por ejemplo, de cuando fue a ver Costa Rica - Inglaterra en el Mineirao.


--

-Ya se definieron los grupos de octavos de final. Argentina y Nigeria (3-2) jugaron el partido que esperábamos ver. Los nigerianos peligraban como uno de las selecciones más pobres (futbolísticamente, se entiende, aunque que talvez también en términos generales) del Mundial. Argentina era, hasta ese partido, un motor de dudas.  Como un invento raro de Tesla: el generador de dudas.

Messi, reventando la red con la brazuca que se encontró -por rebote- en mitad del área, anotó al 3", Celebraban todavía los argentinos cuando, en ofensiva letal, empató el nigeriano Ahmed Musa al 4". Lio Messi convirtió de tiro libre pedagógico al 45 +1 de reposición.

Pero en el segundo tiempo, Musa devolvió el favor antes de los tres minutos de iniciado. Faltaba todo el segundo tiempo y ya se había igualado el total de goles marcados en los dos partidos anteriores de Argentina. Nigeria se volcó hacia adelante, como para aprovechar el momentum, pero tres minutos después Rojo, de cabeza, devolvió la ventaja a la albiceleste. Era el minuto 50.

Al 63", Sabella sacó a Messi por Ricardo Álvarez. El partido se fue apagando hacia el final. Un buen partido para cerrar la ronda es la mejor manera de entrar a octavos. Eso se vio en Porto Alegre.

-Al mismo tiempo, Bosnia e Irán  (3-1), en el Arena Fontenova en Salvador, se despedían sin aspavientos del Mundial.


--

No hay comentarios.: