jueves, julio 03, 2014

apuntes 30 - brasil 2014

Me tocó de pie en el segundo bus de mi destino de ayer, Sabana-Cementerio (la línea más top de las que uso, dicho sea de paso). Conforme avanzaba el trayecto, la doble fila se iba estrujando hacia atrás.  En cada lugar que me tocó detenerme escuché, de los que iban sentados, una conversación sobre el partido del cuartos de final del sábado. Marcadores, alineación titular, cambios (cuáles y en qué minuto), comentarios sobre el clima de Salvador de Bahía, itinerarios personales sobre dónde verían el partido y dónde iban a celebrar.

Bajé en la parada detrás de la antigua sinagoga, donde ahora hay una iglesia evangélica. Caminé pensando en una síntesis para eso que acababa de presenciar. Maravillado. Pero cualquier cosa que diga va a empobrecer la experiencia.

--

Desde la entrega la crónica del martes (Bélgica- EE.UU.), todo ha sido leer secciones deportivas de diarios del mundo, darle click a enlaces que encuentro en twitter, que me mandan al mail. Como el que nos enloqueció, con justa razón, a un grupito de lectores: Simic habla de fútbol (¡¡y menciona al final a Yeltsin Tejeda!!), videoclips diversos como el de Luis Carlos Bogantes  (que ya cancelaron los amargos de Canal 7) o el de un tal oakcreektv.


Pero mentira, también ha sido las vacaciones de las chicas, el otro trabajo, el otro otro trabajo: taller de escritura, el partido complicado de salud de un pilar de la familia.


Veremos qué pasa el sábado. Si me preguntan en estado racional, ya todo es ganancia. Si me agarran en bicicleta, Holanda ya fue y vamos por el plato frío contra Argentina.


--

No hay comentarios.: