sábado, julio 05, 2014

apuntes 33 - brasil 2014 - la selección de los ticos (para Die Welt)


Acababa de terminar el partido contra Grecia, escribía la crónica en el altillo de la casa de Marisol y Diego y entró un mail del periódico alemán Die Welt. ¿Ven eso otro que hace la Sele? Querían a un tico que escribiera sobre el equipo de Costa Rica que se había metido en cuartos de final.

Aquí está el artículo junto al de Holanda a cargo del escritor Tomy Wieringa. (la traducción al alemán es de Claudia Wente)


Y aquí seguido el original.
++

La Selección de los Ticos 

Es miércoles 11 de junio de 2014, a excepción de esos bobo-alegres que repiten por la vida eslóganes de autoayuda, ninguna persona medianamente sensata pronosticaba algo parecido a lo que sabemos hoy 1 de julio. La Selección de Costa Rica, la Sele, se cepilló solita a media Europa y está entre los mejores ocho equipos del planeta.

El sorteo de diciembre nos colocó junto a Italia, Inglaterra y Uruguay en el Grupo
D, el Grupo de la Muerte. Cada país hizo cálculos, sumó, especuló, pero algo era seguro: los tres puntos a favor del partido contra Costa Rica. Y no tenían por qué pensar otra cosa. Aquí mismo, en Costa Rica, la gente cuerda cruzaba los dedos por una representación digna. Pero a esta altura, montados en la carroza del triunfo, somos todos un ejército de bobos alegres. Hablamos con frases hechas, el que quiere puede, nada es imposible, el cielo es el límite. Y lo hacemos a mucha honra.

Flacos y gordos caminamos por la calle con camisetas ajustadísimas de la Selección. Uniformamos a los niños, los hacemos usar botines día y noche para que se acostumbren, para que los sientan parte de sus cuerpos, como un país de futbolistas enanos.

Joel Campbell, Bryan Ruiz, Christian Bolaños, Oscar Duarte, Cristian Gamboa, Michael Umaña, Junior Díaz, Celso Borges, Yeltsin Tejeda, José M. Cubero, Marco Ureña, Keylor Navas. Varias veces al día repetimos mentalmente la alineación y los cambios como un mantra. Nos tranquiliza, nos hace sonreír. El Gobierno aprovecha y sube el precio de la luz, el agua, la gasolina, la canasta básica, la conexión a Internet, firma acuerdos con la Iglesia. No nos importa nada.

Esta es la cuarta participación de la Selección de Costa Rica en un Campeonato Mundial de Fútbol. La primera vez, en Italia 90, también llegamos como la Cenicienta. Vencimos a Suecia y Escocia en primera ronda y pasamos a ronda de 16 (nos derrotó 4-1 aquel país que, tres años después, por una especie de mitosis política, se dividió otra vez: Checoslovaquia). Esa selección de hace 24 años fue nuestra Misión Apolo. La de ahora, estos muchachos dirigidos por Jorge Luis Pinto, son nuestra Misión a Marte.

Todo tico que se respete tiene una pizarra en casa con las llaves de clasificación. Banderitas que vamos sorteando hacia la gloria. Vencemos a Holanda, luego a Argentina en semifinales. Y cuídense, alemanes, que vamos por la Copa. Vamos por ese muchachito, cómo se llama, Neuer. Vamos a despeinar a Manuelito Neuer.

--

No hay comentarios.: