martes, julio 22, 2014

subrayados de "diario de finisterre"

Días agitados, un ruido incesante al fondo del cerebro, día y noche. Todo mezclado, lo bueno con lo malo, a veces cuesta saber cuál es cuál. Menos esto, retomé la lectura que puse en pausa los días del hospital, "Diario de Finisterre" de Gustavo A. Chaves. Ahora voy con viento en popa por la mitad del libro. Subrayo mucho. Hasta ahora cosas tipo:


Se puso a morder la cola del lápiz y a inventar teorías morales para explicarse a sí mismo sus fijaciones y nervios.


Galsonati se dio cuenta entonces de que era capaz, con una sola frase, de darle vuelta a Sonia, de mentirle a Ana María y de engañarse a sí mismo.


Donde la gente iba a comer y nada más, no a magiares cosas unos sobre los otros ni a mentir sobre sus vidas par ver qué.


Hay un riff de Pink Floyd que dura como minuto y medio, y de ahí sale todo U2.


-Mae, en serio, ¿qué son estas horas tuyas de llamar?
-Son las chisme en punto, Galsonatiux.

--


No hay comentarios.: