sábado, enero 03, 2015

la forma de las cosas que vendrán / prólogo de "genial 2006"

(este texto aparece como prólogo de Genial 2006, novela de Juanjo Muñoz Knudsen)

LA FORMA DE LAS COSAS QUE VENDRÁN


A algunos libros se les concede ser algo más de lo que pretendió su autor. Algo que no se puede planear ni calcular. Llega alguien, escribe un libro, lo publica y listo, el contador empieza de cero otra vez. Como cuando toca cambiar el número en los rótulos internos de las fábricas: 0 días sin accidentes.


No se trata de una sentencia, la literatura no es una ciencia exacta. Es más bien la prueba de que había otra forma, otra dirección. Siempre las hay, pero es a unos pocos que les toca elegir esa otra ruta.  


La materia prima de la literatura no cambia. Genial 2006, de Juanjo Muñoz Knudsen, construye, con los materiales de siempre, una casa nueva. Tiene a mano los recursos y las herramientas de las narrativas que le preceden, las conoce a fondo, las metaboliza, pero usa lo poco que considera útil. Tengo edad para hacer amigos, parece decir, en un gesto poundiano, a sus antecesores, el lenguaje de Genial 2006.


Sin la coraza del cinismo y el sarcasmo, sin el artificio de la falsa densidad, sin la pompa de la escritura exquisita, el idioma de esta novela exige nuevos parámetros, nuevas referencias. Genial 2006 se teje con una narración fresca, magra, atravesada por una transparencia que el lector descuidado podría confundir con ingenuidad. Una narración que avanza haciendo varias cosas a la vez, multitasker. No es dispersa, es una nueva forma de atención. Es la mirada de una generación que había anticipado David Foster Wallace en los 90 y que los taxonomistas literarios han agrupado bajo el concepto de New Sincerity.


Pero las categorías son precisamente parte de ese mundo al que ya no pertenecen narraciones como ésta. Comparten un punto partida y todo lo que no quieren hacer, nada más. Ni nada menos. Como aquel título del Wichy Nogueras (quien a su vez lo tomó de H.G. Wells), esta es la forma de las cosas que vendrán.


No es exagerado afirmar que vendrán imitaciones. Y es fácil saber quiénes y desde dónde tratarán de desacreditarla. Genial 2006 nada tendrá que ver con unos y otros.


Hace muchos años leí un libro que reunía las breves narraciones/poemas que Sergio Pángaro, conocido mejor como cantante y compositor de Baccarat, había publicado entre 1994 y 1998 en la revista Tokonoma. El libro se tituló Señores chinos y está organizado en secciones: el señor Tao, el señor Wo, el señor Kono, el señor Fu. El texto que recordé pertenece a la sección del señor Wo. Busqué el libro para transcribir lo que sigue:


Existen gestos en la Naturaleza
cuya belleza no se puede explicar.
¿Para qué existe la Belleza?
Descanso mis fatigados miembros
cuando me hago esta pregunta.
El sillón es blando
y el televisor emite un documental sobre las especies.
Veo un par de nutrias girando sobre sí mismas
¿qué las induce a realizar esos movimientos innecesarios?
Veo cómo colocan un grano de arena dentro de una ostra.
Explican que al cabo de unos años
la ostra habrá recubierto aquella molestia
con una valiosa capa de nácar.
Miles de ostras viven tranquilamente.
Mientras que otras llevan adentro algo que las inquieta.
Esas dan una perla.


El universo de Genial 2006 (San Rafael del Futuro, Gigi, Griselda, tía Elsa, Ariana, Polonia) lleva adentro algo que lo inquieta.



Luis Chaves
Zapote, noviembre de 2014

No hay comentarios.: